El acusado de agresión sexual en Gijón alega que las relaciones fueron consentidas

La Fiscalía pide nueve años de prisión y siete de libertad vigilada para el procesado

Juzgados de Gijón
Juzgados de Gijón

Redacción

El hombre acusado de agredir sexualmente a una mujer que acudió a su casa en Gijón interesada en alquilarle una habitación ha reconocido que mantuvo relaciones íntimas con ella, pero que fueron consentidas. El procesado, para el que la Fiscalía y la acusación particular piden condenas de 9 años de prisión, 7 años de libertad vigilad, alejamiento e indemnizaciones de 10.000 y 12.000 euros respectivamente, se ha declarado «inocente» en la primera sesión del juicio que se celebra en la sección octava de la Audiencia Provincial, recoge EFE.

En la vista, celebrada a puerta cerrada, han declarado el acusado, así como peritos forenses, los médicos del Hospital de Cabueñes que atendieron a la mujer y una testigo presentada por la defensa, han informado fuentes de la acusación particular. El Ministerio Publico ha considerado los hechos como un delito de agresión sexual en grado de consumación y pide que el acusado indemnice con 10.000 euros a la víctima por daños morales y al Sespa con 126 euros en concepto de gastos médicos. La defensa ha presentado como testigo a la dueña de un bar donde el acusado y la mujer se habían encontrado momentos antes de los hechos.

Según el escrito de la Fiscalía, sobre las 15 horas del 26 de mayo de 2016, el procesado, de 43 años, se encontraba en la vivienda de su propiedad, ubicada en el barrio de Roces, en compañía de una mujer de 33 años, que había acudido interesada en alquilar una habitación. En un momento dado el hombre le pidió a la mujer que se acostase con él, a lo que ella se negó e intentó abandonar el inmueble, pero el acusado se lo impidió y la llevó a una de las habitaciones donde, tras empujarla sobre una cama, le pidió que le hiciera una felación.

El relato del Ministerio Público añade que ante una nueva negativa de la víctima el procesado la agredió sexualmente y después le permitió marcharse tras darle un número de teléfono para que le llamase si seguía interesada en alquilar alguna de las habitaciones. El juicio finalizará mañana tras la declaración de la mujer, que la hará por videoconferencia porque no se encuentra en Asturias, y de que expongan sus conclusiones la Fiscalía, la acusación particular y la defensa.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El acusado de agresión sexual en Gijón alega que las relaciones fueron consentidas