Médicos sin Fronteras necesita voluntarios asturianos para mapear online territorios olvidados

Gijón y Mieres son dos de las 13 ciudades en las que se llevará a cabo un mapatón humanitario para cartografíar las zonas más vulnerables del planeta: «Como no existen en los mapas, es un hándicap para programar, por ejemplo, una campaña de vacunación»


Gijon

Hay territorios en el mundo, en los que viven las poblaciones más vulnerables, que no aparecen en ningún mapa. Algunas de estas zonas invisibles, olvidadas, están inmersas en crisis humanitarias o sufren catástrofes naturales. «Hay muchas zonas de mundo que están sin cartografiar, que casi siempre se corresponden con países del África subsahariana y otros lugares a los que las organizaciones de acción humanitaria tenemos que ir a trabajar», explica Nagore Eskisabel, delegada de Médicos Sin Fronteras en la zona norte de España. «Como no existen mapas, cuando vas a intervenir no sabes si te vas a encontrar un río, si vas a poder acceder a un poblado o si detrás de una montaña te vas a encontrar una comunidad o 20. Eso supone un hándicap para programar, por ejemplo, una campaña de vacunación. Para salvar vidas, como decimos nosotros, porque el tiempo muchas veces es determinante», añade.

Para llenar esos vacíos cartográficos, Médicos Sin Fronteras ha organizado un mapatón humanitario que tendrá lugar en 13 ciudades de forma simultánea el próximo jueves 12 de abril. Una de esas ciudades es Gijón, en donde el punto de encuentro de quienes quieran colaborar con esta causa es el Conseyu de la Mocedá de Xixón. También se va a realizar en Mieres, en dos aulas del edificio científico técnico de la Universidad de Oviedo. En ambos casos, es necesario inscribirse previamente.

«Un mapatón es una especie de wikipedia, pero de mapas. Utilizamos una plataforma de código abierto y es una iniciativa para que los ciudadanos nos ayuden de forma colectiva a mapear esas zonas olvidadas», indica Eskisabel. Los voluntarios recogerán datos de una determinada zona a partir de ampliaciones de imágenes vía satélite y algoritmos de varias plataformas durante tres horas, a partir de las cuatro y media de la tarde. Al llenar esos vacíos cartográficos que aun existen, facilitarán la labor humanitaria que realiza Médicos Sin Fronteras, ya que para poder intervenir en esas zonas se necesita información muy precisa.

«Al final, además, este voluntariado digital es otra forma de colaborar con nosotros aparte de la económica. Esta es fácil y se realiza además en grupo, con lo que es más ameno», indica Eskisabel, que explica también que, pese a que pueda parecer todo lo contrario, es muy fácil ya que no se necesitan más conocimientos técnicos que saber manejar mínimamente internet. «Todo lo que se consiga manera luego será validado por un equipo de cartógrafos y complementado con la ayuda del personal local de cada uno de los países», dice Eskisabel.

Comentarios

Médicos sin Fronteras necesita voluntarios asturianos para mapear online territorios olvidados