La Calzada vuelve a salir a la calle para exigir «empleo, salud y vivienda y luz baratas»

La manifestación, convocada por los jóvenes de La Rede, saldrá de Fátima el próximo jueves a las 19 horas

Concentración previa a la manifestación en Fátima
Concentración previa a la manifestación en Fátima

Gijon

Los jóvenes del colectivo La Rede han convocado el próximo jueves, a las 19 horas, una manifestación que, bajo el lema La Calzada en llucha, emplegu, salú, vivienda y luz barato, volverá a recorrer las calles de la zona oeste, desde la iglesia de Fátima hasta los antiguos astilleros de Naval Gijón.

Con esta manifestación, explican, se pretende protestar ante «las actuales condiciones de vida de nuestro barrio y del país, desde la falta de acceso a empleos dignos, el exilio de la juventud en busca de un mejor porvenir, la dificultad de afrontar al final de mes el pago de la factura de luz, del gas y de la hipoteca o alquiler de la vivienda, en el caso de que se puede acceder a ella».

Ello unido, añaden, «a la alarmante situación de privación de la salud que vivimos, causada por la contaminación en la zona», además de que también denunciarán «la hipocresía de la construcción de un almacén de carbón para distribuir por toda Europa, en El Musel, cuando la Unión Europea y nuestro país apuestan supuestamente por el fin de la quema de este combustible».

En este sentido, consideran que esta obra, de la que presuponen que «es un intento de amortizar la gran inversión de dinero que se llevó la ampliación del puerto», supondrá «un perjuicio muy serio para nuestra salud, al aumentar la contaminación por partículas en suspensión».

La manifestación, en la que se leerá un manifiesto que se está distribuyendo por el barrio, cuenta con el apoyo de distintos colectivos sindicales y movimientos sociales. Entre otras medidas, dentro de ese manifiesto, exigen que las empresas del entorno apliquen las mejores técnicas disponibles para reducir la contaminación, que se instalen sistemas de abatimiento adecuados y un sistema de riego para disminuir las emisiones a la atmósfera en la zona portuaria y la reubicación de la estación de control de la calidad del aire de la Campa Torres en una zona poblada próxima al puerto así como la de la avenida de la Argentina a un lugar «más alejado de la fachada de los edificios que actúan como apantallante».

En el caso de la factura de la luz, de la que recuerdan que hace 10 años era un 70% más barata y que desde los inicios de la crisis ha subido siete veces más que el salario medio, proponen medidas como que, a corto plazo, el Estado y la Administración asturiana entren a formar parte del accionario de las empresa eléctricas y procedan, con carácter inmediato, a bajar los precios y, a medio y largo plazo, que esa participación estatal aumente de manera progresiva.

Respecto al cierre de empresas del sector industrial, también proponen que la Administración participe activamente en la industria evitando la deslocalización e influenciando en la estrategia de mercado, así como una «industria limpia, propia de un país desarrollado, que permita compaginar alta producción con buena calidad de vida para los ciudadanos que viven a su alrededor», así como salarios dignos y facilidades para los jóvenes.

«Nuestro mensaje es claro: sin una industria soberana y que defienda los intereses de los trabajadores, no habrá futuro para las generaciones actuales ni las futuras», aseguran, reclamando también que, para garantizar el ‘derecho’ a una vivienda digna, se amplíe de manera progresiva el parque público de viviendas hasta equipararlo a los estándares de otros países europeos, se incluyan los desahucios por alquiler en las solicitudes de viviendas de emergencia social o se traten estas peticiones «en los periodos acordes a la ley».

Comentarios

La Calzada vuelve a salir a la calle para exigir «empleo, salud y vivienda y luz baratas»