La pareja acusada de abusar de sus sobrinos niega haberse quedado a solas con ellos

Asegura que no hubo contactos sexuales. El letrado de la familia pide ampliar la petición de la Fiscalía para el tío por otro presunto delito de difusión de vídeos de contenido erótico con menores

Juzgados de Gijón
Juzgados de Gijón

Redacción

La pareja acusada de abusar sexualmente de sus sobrinos pequeños, una niña y un niño, cuando se quedaban encargados de su cuidado han negado los cargos por los que se enfrentan a penas de seis y ocho años de prisión cada uno, informa EFE. La acusación particular pide que se añadan dos años más de condena a las penas que solicita la Fiscalía al tío por otro presunto delito de difusión de vídeos de contenido erótico con menores.

Los acusados han dicho que nunca mantuvieron contactos de tipo sexual o erótico con los niños, en la primera jornada del juicio que se ha celebrado a puerta cerrada en la sección octava de la Audiencia Provincial. Según ha informado a su término el abogado de la acusación, la pareja ha negado haber estado al cuidado de los niños un día a la semana porque sus días de descanso laboral coincidían con el de los padres, que «siempre han estado presentes» en los encuentros de familia.

La versión de los acusados contradice el testimonio de los niños, que los han señalado como las personas que abusaron sexualmente de ellos de manera reiterada, siempre según ha indicado el letrado de la acusación particular. Los hechos ocurrieron entre 2016 y 2017, cuando los acusados residieron en la vivienda de la hermana de la procesada, en Gijón, junto con su marido y los dos menores, que entonces tenían 9 años la niña y 4 el niño.

Los padres han declarado que los acusados se quedaban al cuidado de los niños todos los miércoles mientras estaban trabajando en un establecimiento de hostelería. Según el Ministerio Público, el acusado hacía tocamientos a la niña y le mostraba vídeos de contenido sexual, mientras que la procesada desnuda besaba al niño y hacía que le tocara los órganos genitales.

A consecuencia de los abusos, la niña ha desarrollado una aversión al contacto con los hombres, incontinencia urinaria y fecal e inhibición, y el niño presenta una conducta sexualizada con un posible agravamiento de problemas de conducta. La Fiscalía solicita para cada uno una pena de seis años de prisión, nueve años de alejamiento y cinco de libertad vigilada, así como el pago de sendas indemnizaciones de 10.000 euros.

La acusación particular pide 8 años de prisión para el acusado y 6 para la procesada y mantiene el tiempo de alejamiento y de libertad vigilada y la cantidad de las indemnizaciones reclamadas por el Ministerio Público. El juicio continuará mañana con el testimonio de los abuelos paternos y de una psicóloga, y quedará visto para sentencia tras las conclusiones de las partes.

Comentarios

La pareja acusada de abusar de sus sobrinos niega haberse quedado a solas con ellos