Estos son los barrios más verdes de Gijón

Ninguno llega a la cifra idónea para respirar un aire más saludable, calculada en 1 árbol por cada 3 habitantes, pero hay distritos tan arbolados que dejan la media de la ciudad en 1 por cada 7 gijoneses

Arbolado en la calle Puerto de Leitariegos, en el Polígono
Arbolado en la calle Puerto de Leitariegos, en el Polígono

Gijon

Ayudan a enfriar el ambiente en los días calurosos, capturan gases y micropartículas contaminantes a través de sus hojas, reducen las concentraciones de CO2 en la atmósfera y mejoran la salud física y mental de las personas. Son algunos de los beneficios de los árboles en las ciudades y, según los cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se necesitaría uno por cada tres habitantes para respirar un aire más saludable. También un mínimo de entre 10 y 15 metros cuadrados de zona verde por habitante. En Gijón, con 67 millones de metros cuadrados de zonas verdes, este último parámetro se cumple: 14 metros cuadrados de zona verde por cada gijonés.

En el caso de los árboles, de los que existe un censo desde hace años que próximamente va a estar disponible a través de una aplicación móvil, no ocurre lo mismo: hay un árbol por cada siete habitantes y, dependiendo de la zona urbana, esa cifra se queda en un árbol por cada 15 habitantes. Este el caso de la zona centro, Cimavilla y Laviada, pese a los parques del Cerro de Santa Catalina y la plaza de Europa, que tiene la proporción más baja de árboles como ocurre habitualmente en los centros urbanos de otras localidades.

Otro barrio que está muy por encima de la media de la ciudad es El Llano, con un árbol por cada 13 habitantes. En el distrito oeste, con La Calzada, Jove, Tremañes, Veriña, Moreda y El Natahoyo, la media es de un árbol por cada ocho habitantes y, en el del este, con los barrios de La Arena, El Bibio, Las Mestas, Viesques, El Coto y Ceares, uno por cada siete.

El distrito más verde, con un árbol por cada seis habitantes y donde más número de ejemplares se localizan en la ciudad, es el de los barrios del sur: Pumarín, Montevil, Contrueces, el Polígono, Perchera-La Braña, Nuevo Gijón, Santa Bárbara y Roces.

Es decir, que los habitantes de estos últimos barrios, según los estudios que se han venido haciendo en los últimos años, tienen una mejor calidad de vida porque tienen más árboles en su entorno. Este mismo año, por ejemplo, se publicaba un estudio que indica que el riesgo de desarrollar en un futuro enfermedades mentales, como ansiedad o depresión, se reduce hasta un 55% en los niños que crecen en entornos más verdes.

Los autores de este estudio, investigadores de la Universidad danesa de Aarhus que compararon los registros de casi un millón de niños nacidos entre 1985 y 2003, insistían por ello en la necesidad de rediseñar las ciudades para que sean más verdes y saludables. Para que se planten más árboles en sus calles. E incluso otro estudio, esta vez de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ya decía en 2010 que tener zonas verdes en un entorno de 100 metros aumentaba el valor de una vivienda en un 7%.

También en 2015 se hizo una investigación en Toronto que señalaba que, simplemente por tener 10 árboles más en las calles de una manzana de la ciudad, sus habitantes consideraban que su salud había mejorado y lo equiparaban a sentirse siete años más jóvenes. En el caso de Gijón, solo el 20% de los 35.271 árboles que forman el censo arbóreo de este año están situados a pie de calle, en las aceras. Son exactamente 7.450 árboles, de los que más de 2.000 son tilos.

El resto están localizados en parques y zonas verdes públicas que, eso sí, han crecido de manera espectacular desde 1999, cuando solo ocupaban 1,7 millones de metros cuadrados, hasta los 6,7 millones actuales  que se reparten por toda la ciudad. Por contra, en los dominios del cemento, el arbolado viario apenas se ha incrementado en unos 500 ejemplares más en estos últimos 20 años. 

El gran pulmón verde de la ciudad, aunque está en uno de sus extremos, es el parque de Los Pericones, con unos 2.500 árboles. Las zonas verdes de Nuevo Roces y, también fuera del casco urbano, es la segunda área con más arbolado: unos 1.400. Les siguen el parque de Isabel la Católica, con unos 1.250 ejemplares, y el fluvial de Viesques, con 930. 

Comentarios

Estos son los barrios más verdes de Gijón