Roig denuncia las «largas» de los partidos a la ley sobre bebés robados durante el franquismo

La Voz GIJÓN

GIJÓN

Neus Roig, en la Semana Negra de Gijón
Neus Roig, en la Semana Negra de Gijón

La autora de «No llores, que vas a ser feliz» recalca en la Semana Negra la importancia de la aprobación de la norma propuesta por Unidas-Podemos para llegar a la verdad sobre un «crimen de lesa humanidad», que podría haber afectado hasta a 300.000 niños

11 jul 2019 . Actualizado a las 17:28 h.

La antropóloga y escritora Neus Roig ha reclamado este jueves en Gijón que se apruebe la ley que busca arrojar luz a los miles de casos de bebés robados en el país y lamenta que «España no quiere admitir sistemáticamente que esto ha ocurrido». «No hay la voluntad política para admitir que España ha hecho semejante crimen de lesa Humanidad», ha recalcado. Roig, durante una rueda de prensa en el marco de la Semana Negra de Gijón sobre su libro No llores, que vas a ser feliz, ha explicado que a través de Unidas-Podemos llegó al Congreso la Proposición de Ley sobre bebés robados, pero sigue sin tramitar.

La autora ha apuntado que el estar buscando a una persona por más de cinco años se considera «una tortura psicológica continua» y ha recalcado que España es el segundo país, por detrás de Camboya, en número de desaparecidos. Por este motivo ha visto «importante» esta ley, en la que se pueda tratar bien a las dos partes, a la que perdió al bebé y a la que lo crió, para evitar «entrar en una batalla sin sentido», ha opinado. «No se están pidiendo indemnizaciones, piden la verdad», ha dejado claro, antes de opinar que el día que entiendan que solo se busca reencontrar familias, no tendrán tanto miedo a tramitar la ley. Eso sí, ha dicho sospechar que si en España no se adelanta en la investigación de estos casos, es porque esos niños no han caído en cualquier familia. Según ella, cuando rascan en el asunto, algunos niños están colocados en «puntos determinados» y que «a lo mejor no interesa que a esas familias se les puedan señalar con el dedo».

«Los partidos dan largas», ha opinado, a lo que ha mostrado, no obstante, su confianza, en que dos profesores que dirigieron su tesis doctoral, Santiago Castellá y Fernando Martínez López, y que ahora son senadores, pueden servir de motor para sacarla adelante, si es que les dejan. «Por los dos pongo las manos en el fuego», ha apuntado, con la vista puesta en nuevos retrasos si hay adelanto electoral.