Así se cocina con algas, anémonas y agua de mar

«Son productos que se asocian con restaurantes, pero existen recetas muy sencillas para hacerlas en casa», dice la chef gijonesa Lara Roguez, que hoy hará una demostración en el Acuario

Lara Roguez, la chef del restaurante Kraken del Acuario, con dos de sus creaciones culinarias
Lara Roguez, la chef del restaurante Kraken del Acuario, con dos de sus creaciones culinarias

Gijon

Tienen precios asequibles, un sabor excepcional para quien guste de la mar y, al contrario de lo que pueda parecer, su preparación es muy sencilla. O eso dice al menos la chef gijonesa Lara Roguez, al frente de la cocina del restaurante Kraken del Acuario de Gijón, que hoy a partir de las 12.30 horas ofrecerá un showcooking en el auditorio del equipamiento marino, dentro de la programación del Festival Arcu Atlánticu, con las anémonas, las algas y el agua de mar como ingredientes protagonistas.

«Son productos marinos que habitualmente asociamos a restaurantes y no se suelen emplear demasiado en casa, pero pueden utilizarse en recetas muy fáciles de preparar, muy nutritivas y ricas», asegura Roguez.

¿Es también fácil conseguir este tipo de ingredientes para cocinarlos en casa? Las algas, por ejemplo, ya tienen más recorrido y es más sencillo encontrar diversos tipos, pero Roguez señala que hay un supermercado en Gijón que tiene el alga codium, también llamada alga percebe por su excepcional sabor, a solo cuatro euros el kilo.

«El agua de mar se puede comprar también en centros comerciales en bolsitas para prepararla en casa y el precio también es barato. En el caso de las anémonas es un tema más complicado en el norte que en el sur, pero se pueden comprar incluso congeladas por internet», explica Roguez, que en un anterior showcooking con estos productos que ha ido incorporando con diferentes propuestas a la carta del Kraken hizo por ejemplo croquetas con algas y una variante del fish & chips británico para chuparse los dedos sin pescado ni patatas.

«Solo utilizamos algas. Es una receta muy sencilla: las chips eran la lechuga marina, que freímos en freidora y quedó muy crujientita y, en vez del pescado, usamos el alga codium, que además es del Cantábrico, con una tempura para empanarla como si fuera merluza. Está muy rico, es muy sencillo y se puede acompañar con un alioli de ajonegro».

Hoy propondrá nuevas recetas también con las anémonas, que se llaman también ortiguillas y en el sur de España se comen fritas. O el agua del mar, «que incorporamos a nuestra cocciones para dar un plus de sabor a mar que a veces buscamos para una sopa o para un fondo de marisco. No tenemos que añadir sal y ayuda a  mucho a mantener el sabor de pescados y marisco».

«La idea es que la gente vea que estos productos se pueden utilizar en casa, que cocinarlos es sencillo y que tenemos además una buena despensa en el Cantábrico», señala Roguez. Con su equipo del Kraken, y dentro también del Arcu Atlánticu, ha preparado para estos días un menú degustación que, entre otros ingredientes, incluye plancton, anémonas y otros productos de la mar mucho más habituales como el atún rojo.

Comentarios

Así se cocina con algas, anémonas y agua de mar