Emtusa necesitará al menos 21 conductores más por la jornada de 35 horas

Es un cálculo de CCOO, que advierte de que no admitirán externalizaciones para compensar la medida

Un autobús de Emtusa
Un autobús de Emtusa

Gijon

El responsable de CCOO en el Ayuntamiento de Gijón, Rubén Medina, ha advertido hoy de que, solo en la Empresa Municipal de Transporte Urbano (Emtusa), la reducción de la jornada laboral del personal municipal a 35 horas semanales, fijada a partir del próximo 1 de enero, supondrá la necesidad de contratar al menos 21 conductores más. Así lo ha indicado, en declaraciones a Europa Press, antes de dejar claro al gobierno local que no admitirá externalizaciones para solventar el impacto de la reducción de jornada.

Ha llamado la atención también sobre el hecho de que, en el caso de la Policía Local, la jubilación este año de 62 agentes, al reducirse la edad para acogerse a ella, ha conllevado la necesidad de horas extra de los policías en activo, en tanto no se llevan a cabo los procesos de selección previstos o en marcha.

Con todo, están a la espera de que el gobierno local les entregue, en el plazo de 15 días, un borrador sobre cómo afectará la reducción de la jornada en cada servicio, organismo autónomo o empresa municipal, tanto en impacto económico como de reorganización de horarios o necesidad de contratación de personal. En cuanto a esto último, ha avanzado que habrá que estudiar, por ejemplo, si es necesario que un centro municipal esté abierto hasta las 22 horas, a lo que ha matizado que sí que hay que garantizar el servicio de atención a la ciudadanía.

En el caso concreto de Emtusa, ha criticado que en ocho años de gobierno de Foro se congelaron los precios. Para el ejercicio próximo, CCOO ha dicho estar a favor de la bajada del bono bus, pero también cree precisa la subida del precio del billete ordinario. A su juicio, lo conveniente sería ir actualizando los precios públicos conforme a la subida del IPC para hacer frente a los gastos de la prestación de servicios.

Comentarios

Emtusa necesitará al menos 21 conductores más por la jornada de 35 horas