Coleccionistas estafados preparan una denuncia colectiva contra un vecino de Gijón

«Cuelga por 80 euros una Nancy África que puede costar hasta 1.000 euros, piensas que es el chollo del año y es una estafa porque nunca llega. Y así lleva 15 años estafando», advierten

Imagen de archivo de piezas de Playmobil
Imagen de archivo de piezas de Playmobil

Gijon

Le tienen tan controlado que saben hasta los últimos productos que ha colgado. Ya sea en plataformas de compraventa, de segunda mano o especializadas en coleccionismo. «Es el mayor estafador de juguetes y coleccionismo a nivel nacional. Está estafando en toda España desde hace unos 15 años», asegura una de las víctimas, Ana de la Cruz, que hace dos años denunció a un vecino de Gijón porque le compró a través de una web de compraventa una muñeca Nancy que nunca recibió.

«Estaba iniciándome en el coleccionismo de Nancys y la vi por 60 euros, cuando cuesta unos 300.  Me pareció estupendo», cuenta, explicando que, tras realizar la transferencia bancaria, como pasaron los días y la muñeca no llegó a su domicilio presentó una denuncia por estafa con las capturas de la conversación que había mantenido con el vendedor y la foto del anuncio que le envió la propia página de compraventa, puesto que «que ya lo había borrado». Con todo ello, y el relato de los hechos, se celebró un juicio al mes siguiente. «Yo tuve suerte, porque fue muy rápido, y además el día antes de que se celebrara el juicio me ingresó los 60 euros».

De la Cruz, desde entonces, se ha dedicado con otros estafados por la misma persona a advertir a través de anuncios en foros, blogs y redes sociales de su modus operandi. «El coleccionismo es muy goloso. Por ejemplo, una Nancy África, que puede costar hasta 1.000 euros, la colgó recientemente a 80 euros. Ves esa Nancy y te mueres por hacer la transferencia en cinco minutos para que no te la quite nadie. Es el chollo del año, piensas, pero como tú otros tantos. No sabemos a cuánta gente habrá estafado, ya la ha quitado pero está claro que hizo negocio. Entre que te dice que te la envía y no llega, cancela la cuenta y deja a todo el mundo tirado», explica.

Y así, añade De la Cruz, lleva 15 años subiendo a las diferentes webs y plataformas fotografías de diferentes piezas codiciadas por los coleccionistas «que roba de otros sitios». Una de las últimas piezas, por ejemplo, fue un camión que puso a la venta por 90 euros cuando su precio es de unos 600. Con una simple búsqueda en Google Images, se puede confirmar que la serie de fotografías del camión pertenecían a una venta que se llevó a cabo en 2013 en un país extranjero.

«Ahora ya no se fía de nadie, le vas a comprar y te pide los datos para ver con quién está hablando y, sin embargo, él no quiere dar los suyos. O juega con los nombres, además de que ha tenido varios números de teléfono con diferentes compañías. Tampoco deja pagar por transferencia, porque le fueron cancelando las cuentas por las denuncias y te pide que le hagas el ingreso en un cajero con lo que ya no podrías denunciarle. Sabe buscarse muy bien la vida y se mofa de todos», dice De la Cruz, que indica que ha explicado a unas cuantas personas a las que les ocurrió lo mismo que a ella cómo denunciar ante la Policía o la Guardia Civil.

«Son chollos que no te crees y el problema es que es una estafa. Hay gente que denuncia, pero la gran mayoría no lo hace por el que dirán o por lo que sea. Además, los precios que pone nunca pasan de 400 euros, siempre son cantidades más pequeñas», indica De La Cruz. Hay que recordar, en este sentido, que cuando la estafa no excede de 400 euros se trata de un delito leve con una pena de multa de entre uno a tres meses, que en todo caso van sumando si existen otras denuncias probadas y quedan registradas como antecedentes penales.

«Las estafas hay que denunciarlas aunque sean de cinco euros. Las denuncias le llegan y tuvo varios juicios a nivel nacional. Le hacen declarar por videoconferencia, el juez le pone una multa y, si no la cumple, eso le va generando problemas. A algunos estafados les paga, a otros no porque se declara insolvente… Incluso hay una mujer que le viene denunciando desde hace dos años por suplantación de identidad», indica De la Cruz, que explica que más de una veintena de estafados están intentando llegar a más afectados para poner una denuncia colectiva a este vecino de Gijón que, según añade, a veces ubica su dirección en otras ciudades de España.

Las piezas de coleccionismo, aparte de Nancys, también son playmobils y vinilos. «Cosas que están cotizadas. Hace poco puso un anuncio de playmobils a 80 euros cuando valen 600. Si alguien novato en el coleccionismo lo ve cae y en cinco minutos ya ha pagado porque pone unos precios irrisorios», advierte.

Comentarios

Coleccionistas estafados preparan una denuncia colectiva contra un vecino de Gijón