«Te asomas a la ventana y te das con los árboles», denuncian los vecinos de Pumarín

También piden al ayuntamiento que mejore la limpieza de los excrementos de los perros

Zona arbolada en Pumarín
Zona arbolada en Pumarín

Gijon

Dice la sabiduría popular que los árboles no nos deben impedir ver el bosque. En el caso de los vecinos de Pumarín, lo que la frondosa vegetación dificulta es el simple hecho de mirar por la ventana. Y es que las personas que viven en el barrio se quejan de que en algunas zonas las ramas llegan a invadir los hogares, colándose por las ventanas sin que, en su opinión, el Ayuntamiento de Gijón esté atajando el problema, nunca mejor dicho, de raíz.

El presidente de la asociación de vecinos Severo Ochoa, Esteban Calleja, explica que «las ramas molestan bastante. El Ayuntamiento aduce que la plantilla es escasa «y que poco a poco se irá poniendo con el problema». El representante vecinal destaca que, en concreto, «en las 1.500 hay muchísimos árboles», que dificultan el día a día de los vecinos.

En esta línea considera que el servicio de Parques y Jardines debería ser más concienzudo en materia de poda. «La gente está negra con la situación, porque te asomas a la ventana y te das con ellos directamente», añade.

Pero no es el único motivo de queja de los vecinos. Los excrementos de los canes también les suponen un quebradero de cabeza. «Vas a cualquier parque de Pumarín y ves correr sueltos a los animales. Por ejemplo, en los jardines de las 1.500 ves perros, se juntan grupos de ocho o nueve dueños y algunos recogen excrementos y otros no», recalca Calleja.

«La gente está cansada y encima no les puedes llamar la atención», añade. Lamenta que el problema «cada vez aumenta más. Se ponen señales y las pintan para que no se vean».

Comentarios

«Te asomas a la ventana y te das con los árboles», denuncian los vecinos de Pumarín