Gijón

La violencia machista ha vuelto a golpear a la sociedad española y los asturianos han salido a la calle para mostrar su repulsa. Cientos de personas se han concentrado en Gijón para condenar el asesinato de Lorena Dacuña a manos de su expareja y para arropar a su familia en un acto marcado por la emoción y el respeto. Entre los asistentes, Francisco Dacuña, hermano de la fallecida, que se encontraba visiblemente afectado. «Queremos que sintáis que no estáis solos. Toda Asturias está con vosotros», le ha recordado cariñosamente Ana González, alcaldesa de Gijón.

«Gijón, Asturias y España están hoy de luto», ha afirmado la regidora, que ha sido una de las numerosas personalidades que ha acudido al acto y la que ha pronunciado unas palabras. González ha recordado que Lorena es la octava víctima de la violencia machista en lo que va de año en España y ha señalado que su muerte es «un nuevo ataque a la libertad y a los derechos de las mujeres». Además, la alcaldesa ha pedido que al finalizar el acto no se aplaudiera en señal de luto y de recuerdo a la víctima. Un respetuoso silencio ha sido el protagonista en un nuevo día negro para Gijón y Asturias.

«A Lorena le han arrebatado la vida de manera infame, contra todos sus derechos, de una forma despreciable, por ser una mujer», ha leído también la alcaldesa, que ha reiterado la solidaridad y el afecto para con Lorena, sus familiares y amistades. «Sabemos que no hay consuelo, que vuestras vidas han sido desgarradas desde la violencia machista», ha indicado.

También ha insistido en el «firme compromiso» de las instituciones convocantes del acto -ayuntamiento, Gobierno regional y Delegación del Gobierno- contra la violencia machista y la protección de las mujeres que la sufran. Al minuto de silencio también asistió el presidente del Principado, Adrián Barbón, así como concejales de todas las formaciones y representantes de las asociaciones feministas de Gijón, que portaban la pancarta de color morado en la que se podía leer «Contra la violencia hacia las mujeres». 

Francisco Dacuña, según informa Europa Press, ha agradecido la implicación y el apoyo recibido durante estos duros días. «Es muy reconfortante. Me llega al hondo del corazón y me lo llena un poco del vacío de mi hermana. Ver el lado peor y mejor del ser humano es apabullante», ha asegurado. Ayer por la tarde la Policía Nacional detenía al presunto autor del asesinato de su hermana, 48 horas después del terrible hallazgo. Previsiblemente mañana pasará a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Gijón. 

Comentarios

«Queremos que sintáis que no estáis solos. Toda Asturias está con vosotros»