Así podría ser la noche de los fuegos de Gijón con drones

En los últimos años estos espectáculos, que no son precisamente baratos, toman fuerza en celebraciones de todo el mundo


Gijon

Sustituir la pólvora de la noche de los fuegos artificiales de Gijón por un espectáculo de luces con drones es una de las posibilidades que estudia el Ayuntamiento de Gijón, a través de Divertia, para crear un verano alternativo que evite las aglomeraciones sin renunciar a las fiestas. Los drones, que ya se están empleando en esta pandemia de coronavirus con fines sanitarios, desinfectantes e incluso de control de la población en algunos países, podrían permitir que la noche de los fuegos, el próximo 14 de agosto, siga siendo una de las más especiales del año para muchos gijoneses. A pesar del virus que nos mantiene confinados desde hace más de un mes y de que ahora mismo una parte de la población no esté precisamente pensando en la Semana Grande.

En todo caso, ayer la alcaldesa de Gijón, Ana Rodriguez, explicaba que es una de las opciones que se están estudiando puesto que en algunos lugares del mundo se han utilizado en sustitución de los fuegos artificiales. «No lo tenemos cerrado y habría que conseguir los permisos, pero estamos mirando esa posibilidad que permitiría verlos desde cualquier sitio», indicaba en una entrevista en la Ser.

El uso de drones para crear espectáculos de luces, con coreografías que se progaman previamente para cada segundo, es relativamente reciente. En 2015 se hacían volar por primera vez de manera simultánea un centenar, en 2016 ya se consiguió que fueran 500 y solo un año después, en 2017, más de 1.200. El mayor número de ellos han sido los casi 2.000 que se emplearon en Shanghai para celebrar la llegada de este atípico 2020, con unas imágenes realmente impactantes -que en todo caso se grabaron días antes de Nochevieja- en las que el enjambre de drones recreaba todo tipo de figuras sobre el horizonte del distrito de Pudong.

También en Singapur, uno de los países más ricos del mundo, se recibía al 2020 con un espectáculo de luces con 500 drones, que de todas formas se culminaba con los tradicionales fuegos artificiales.

Estos espectáculos llevan un par de años proliferando en celebraciones de todo el mundo. Tanto de empresas tecnológicas que se han diversificado y ofrecen este tipo de shows que muestran en sus propios eventos a modo de reclamo como en festivales y todo tipo de conmemoraciones, aunque es cierto que la mayoría de los vuelos simultáneos en los que se emplean más de 500 drones se celebran más en países asiáticos. Por ejemplo, en 2017 en Guangzhou, otra ciudad china, se hacían volar unos mil drones para celebrar el año nuevo chino.

En este vídeo se puede ver el montaje previo y el espectacular resultado de la exhibición se realizó en Xi’an, considerada la ciudad más antigua de China y en la que finaliza la Ruta de la Seda. Fue en 2018, para poner en valor la historia de la ciudad, y se conseguía entonces batir el récord Guinness de mayor número de drones volando de manera simultánea: 1.374.

En China, que en esta crisis del coronavirus ha empleado un buen número de avances tecnológicos para controlar la pandemia, son bastante comunes estos espectáculos con drones y se emplean en todo tipo de festejos. En este vídeo, 800 sobrevuelan la ciudad de Nanchang el año pasado con motivo de un festival tecnológico.

Recientemente, en otra ciudad china, Zhuhai, incluso se rendía homenaje a los sanitarios del país con un espectáculo de luces en el que se emplearon 300 drones.

En este otro vídeo, también puede verse un espectáculo de luces en el Festival de Zurich de julio del año pasado, eso sí, con muchos menos drones: 150.

Hay lugares, como California, en los que incluso se han empleando en lugar de la pólvora para reducir ruido y emisiones contaminantes a la atmósfera. En Australia, antes de que llegara la pandemia de coronavirus, también andaban debatiendo si sustituir los fuegos artificiales con los que Sidney celebra tradicionalmente la llegada de cada año nuevo con un espectáculo de luces con drones, tras la concienciación medioambiental que tuvo el país a raíz de la terrible ola de incendios del año pasado.

El precio del espectáculo con 500 drones, al menos para Sidney, iba a ser además considerablemente inferior al que se venía empleando en los fuegos artificiales. El coste para Gijón, que dependería del número de drones y de la disponibilidad de empresas que realicen este tipo de espectáculos en España, influirá sin duda en si esta posibilidad se queda en ocurrencia. En una de las multinacionales que ofrece este tipo de espectáculos, por ejemplo, se parte de los 150.000 dólares por un show con 200 drones.

Comentarios

Así podría ser la noche de los fuegos de Gijón con drones