Los forenses rebaten a Ledo: Paz Fernández recibió múltiples golpes y no se cayó por la escalera accidentalmente

Al ser preguntados si esas heridas se pudieron haber producido tras una caída por la escalera, los forenses han indicado: «Categóricamente no».

Ledo, durante el juicio
Ledo, durante el juicio

Los forenses encargados de elaborar el informe de la autopsia de la gijonesa fallecida en Navia en 2018, Paz Fernández Borrego, cuyo cadáver fue arrojado al arroyo de La Pontiga por el acusado Javier Ledo, han declarado que el cuerpo de la víctima presentaba fracturas por toda la cabeza, con una gran herida frontal producida con un objeto contuso de cierto peso o bien después de que el agresor proyectase mucha fuerza para lograr esa fractura frontal. De este modo los forenses han establecido el traumatismo craneoencefálico severo como causa de la muerte.

«Los múltiples golpes en cara y cabeza --al menos más de cinco-- fueron todos producidos en vida y son los que causan la muerte tras una hemorragia cerebral», han declarado los forenses, que también han manifestado que el cuerpo de Paz Fernández presentaba lesiones defensivas en la mano izquierda de haberse cubierto, al igual que en el brazo derecho con lesiones de intentar parar los golpes. A esas heridas hay que sumar otras, como las recibidas en la pelvis o en la clavícula, todas ellas producidas cuando aún estaba con vida, según los mismos testigos.

Al ser preguntados si esas heridas se pudieron haber producido tras una caída por la escalera, los forenses han indicado «categóricamente no».

En su declaración han explicado que cuando el cuerpo fue hallado en el agua únicamente llevaba un vestido negro y un sujetador y han indicado que es claro que la mujer falleció antes de ser arrojada al agua. El cadáver presentaba además heridas producidas tras la muerte ya que llevaba 21 días bajo el agua.

Familiares y amigos

Previamente a los peritos han prestado declaración una decena de testigos, entre ellos la madre, una hermana y un hijo de la fallecida, así como su ex pareja. Todos los familiares de la víctima han destacado que ambos mantenían una relación de pareja y hacían planes juntos.

Ese dato, el de si eran o no pareja, ha centrado las preguntas de cada una de las partes, ya que desde la defensa se mantiene que simplemente eran amigos y no mantenían una relación sentimental. En este sentido la hermana del acusado ha declarado que «le consta que eran amigos y desconocía que hubieran sido pareja». La testigo, que ahora es la tutora legal del hijo de Javier Ledo, ha explicado que su hermano solía llevar a comer a gente a casa de sus padres y en ningún momento comentó que tuviese pareja.

También la camarera del bar a la que acudieron víctima y acusado el día de la supuesta desaparición ha declarado que «en ningún momento dieron a entender que eran pareja».

Por contra el hijo de Paz Fernández ha indicado que su madre le contaba que hacía planes con el acusado y que se veían casi a diario, aunque él no coincidió personalmente con él. Además ha manifestado que después de la muerte de su madre, cuando fue a su vivienda, encontró ropa del acusado en la vivienda. También la madre de la fallecida ha explicado que vio juntos a su hija y al acusado en muchas ocasiones por Gijón o en casa de su hija, «donde dormía algunas veces» y ha considerado que la relación que mantenían era de pareja.

Otro de los testigos llamados a declarar ha sido la expareja sentimental del acusado, Javier Ledo. La testigo, que tiene un hijo en común con Javier Ledo, ha relatado que ella denunció al ahora acusado ya que fue víctima de malos tratos. Ha indicado que Ledo se saltaba órdenes de alejamiento y mostraba actitudes violentas hacia ella, con numerosos ataques de celos. También ha indicado que cuando Ledo estaba con ella no tenía ningún trabajo.

Por su parte el que fuera pareja de la víctima, Paz Fernández hasta unos meses antes de su fallecimiento, ha indicado que había quedado con la víctima el 14 de febrero de 2018, un día después de su desaparición y que el propio día 13 habló con ella a través de mensajes de teléfono.

«A los primeros mensajes que le envié sobre las once de la noche me contestó pero después ya no me respondió. Ella recibió mis whatsapp y de repente dejó de responder», ha explicado el testigo que ha indicado que fue pareja durante un tiempo de la víctima pero ya no en esos momentos, aunque mantenían muy buena relación.

Ha indicado que vio al acusado en una sola ocasión acompañado por la víctima y ha indicado que Paz Fernández le dijo «que estaba con un chaval que se llamaba Javier».

La Fiscalía de Área de Gijón y la Abogacía del Estado solicitan 15 años de prisión y 10 de libertad vigilada para Javier Ledo por un delito de homicidio con agravantes de abuso de superioridad y de desprecio de género; mientras que las acusaciones particulares, que ejercen los familiares de la víctima --madre y hermanas, e hijos--, piden 25 años de prisión al calificar el crimen como un asesinato con la agravante de desprecio de género.

La defensa por su parte pide su libre absolución, y de no ser atendida plantea multa por imprudencia leve o 3 meses de prisión por imprudencia grave.

Este miércoles ha concluido la declaración de los testigos llamados por cada una de las partes y para este jueves está prevista la lectura de las conclusiones. En esa sesión el acusado tendrá derecho a su última palabra antes de que el jurado inicie sus deliberaciones.

Los investigadores y la hermana de Paz hacen tambalear las tesis de Javier Ledo

La Voz
Ledo, en la primera sesión del juicio
Ledo, en la primera sesión del juicio

Los investigadores descartan una muerte accidental de la mujer. La hermana de Paz Fernández asegura que la víctima mantenía una relación sentimental con el acusado

Las tesis que mantuvo ayer Javier Ledo en su declaración se han tambaleado hay. Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil han rechazado este martes la posibilidad de una muerte accidental de Paz Fernández Borrego, cuyo cadáver fue hallado en el embalse de Arbón (Navia) el 6 de marzo de 2018, durante el juicio con tribunal de jurado contra Javier Ledo. La hermana de Paz Fernández Borrego asegura que la víctima mantenía una relación sentimental con el acusado, lo que Ledo negó.

Un agente del laboratorio de Criminalística de la Policía Judicial que analizó las pruebas del caso ha afirmado que los restos de sangre hallados en el domicilio del acusado y las heridas de la víctima en el cráneo son «incompatibles» con una muerte accidental.

Seguir leyendo

Tags
Comentarios

Los forenses rebaten a Ledo: Paz Fernández recibió múltiples golpes y no se cayó por la escalera accidentalmente