Los forenses rebaten a Ledo: Paz Fernández recibió múltiples golpes y no se cayó por la escalera accidentalmente

La Voz

GIJÓN

Ledo, durante el juicio
Ledo, durante el juicio

Al ser preguntados si esas heridas se pudieron haber producido tras una caída por la escalera, los forenses han indicado: «Categóricamente no».

16 sep 2020 . Actualizado a las 13:54 h.

Los forenses encargados de elaborar el informe de la autopsia de la gijonesa fallecida en Navia en 2018, Paz Fernández Borrego, cuyo cadáver fue arrojado al arroyo de La Pontiga por el acusado Javier Ledo, han declarado que el cuerpo de la víctima presentaba fracturas por toda la cabeza, con una gran herida frontal producida con un objeto contuso de cierto peso o bien después de que el agresor proyectase mucha fuerza para lograr esa fractura frontal. De este modo los forenses han establecido el traumatismo craneoencefálico severo como causa de la muerte.

«Los múltiples golpes en cara y cabeza --al menos más de cinco-- fueron todos producidos en vida y son los que causan la muerte tras una hemorragia cerebral», han declarado los forenses, que también han manifestado que el cuerpo de Paz Fernández presentaba lesiones defensivas en la mano izquierda de haberse cubierto, al igual que en el brazo derecho con lesiones de intentar parar los golpes. A esas heridas hay que sumar otras, como las recibidas en la pelvis o en la clavícula, todas ellas producidas cuando aún estaba con vida, según los mismos testigos.

Al ser preguntados si esas heridas se pudieron haber producido tras una caída por la escalera, los forenses han indicado «categóricamente no».