La «intolerable» situación en las Urgencias de Cabueñes

Profesionales del servicio del hospital gijonés denuncian la total falta de previsión «de cara a la segunda oleada» de la covid y la falta de «medidas de seguridad para el paciente»

Carlos González, adjunto al servicio de Urgencias de Cabueñes, durante la lectura del manifiesto
Carlos González, adjunto al servicio de Urgencias de Cabueñes, durante la lectura del manifiesto

Gijón

El personal médico de Urgencias del Hospital de Cabueñes, en Gijón, se ha concentrado hoy a la entrada del centro para denunciar el «momento crítico» que vive el servicio a causa de la «marcada saturación» que padecen sus profesionales y la falta de medios que, a su juicio, amenaza la prestación de una buena atención a los pacientes.

Carlos González, adjunto al servicio de Urgencias, ha sido el encargado de leer el manifiesto consensuado con el resto de sus compañeros y compañeras. Denuncian que viven un «progresivo aumento de la presión asistencial», sin que haya la certeza «de que la segunda ola haya llegado ya a su pico o, por el contrario, aún pueda empeorar».

«Nos fallan los recursos para poder cumplir con nuestra misión», denuncia este profesional en nombre del servicio. La plantilla avisa de que que las «medidas de seguridad para el paciente están fallando, tanto en su entrada al servicio como durante las esperas para atención».

Asimismo, creen que «falta agilidad en el ingreso, lo cual genera un cuello de botella» que deriva en el «hacinamiento de los pacientes que se ven obligados a permanecer más de 80 horas en ese entorno o compartiendo durante horas habitaciones con camas dobles y triples».

También consideran que «falta personal en una plantilla sin posibilidad de sustituciones» que, en varias ocasiones, «ha doblado turnos». Denuncian la total falta de previsión «de cara a la segunda oleada», ya que estiman que no se ha aprovechado la tregua del verano «para dotar al servicio de espacios».

Dicen encontrarse «sin la dotación de personal» ni las «medidas imprescindibles» para que los profesionales lleven a cabo su trabajo «con seguridad». Alertan de que «tampoco se ha reestructurado el funcionamiento general del hospital». En este sentido, uno de los aspectos más graves para los integrantes de la plantilla de Urgencias de Cabueñes tiene que ver con el hecho de que «esta situación extrema no se está dando en otros hospitales de Asturias».

Reconocen que «se ha dado cuenta puntualmente y en varias ocasiones» a la dirección del centro de una situación que «se ha vuelto intolerable, de enorme estrés, inseguridad y frustración ante la imposibilidad de cumplir con nuestra obligación».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La «intolerable» situación en las Urgencias de Cabueñes