El puzle de la Tabacalera de Gijón se completa: estos son todos sus futuros usos

E. G. B. GIJON

GIJÓN

Proyecto Tabacalera Gijón puzle

Tendrá espacios para todas las disciplinas culturales, para los cuantiosos fondos de la colección artística municipal, para la historia de la ciudad, para las cigarreras y para usuarios de todas las edades

31 oct 2020 . Actualizado a las 12:12 h.

Tabacalera, Espacio de Cultura Contemporánea (TECC). Este será el nombre de la vieja fábrica de tabacos de Cimavilla una vez que se complete la reforma en la que está inmersa desde hace años y que ayer daba un paso más adelante con la presentación del plan de usos que ha estado preparando el actual equipo de gobierno, teniendo en cuenta las conclusiones de los procesos participativos anteriores y lo que se ha hecho con las otras 11 factorías que la empresa tabaquera tuvo en España.

Al final de la reforma, con el edificio histórico adecuado y otros dos inmuebles de nueva planta construidos, la inversión sumaría 20 millones de euros y, a partir de ahora, supondría unos 30 meses de obras que convertirán a Tabacalera en la piedra angular de la gestión cultural de Gijón, inmersa en un proceso de remodelación que se definirá en los próximos meses.

Estos son todos los usos que se plantean partiendo de cuatro premisas básicas: debe ser un proyecto que parta de Cimavilla como «barrio anfitrión», pero que a su vez se convierta en «polo de atracción para la vida diaria de la ciudad», así como en emisor de iniciativas sociales y culturales de interés para el conjunto de Gijón. En segundo lugar, que la nueva Tabacalera debe priorizar un «posicionamiento estratégico a largo plazo, escapando de la tentación de la inmediatez»; en tercero, que «debe valorar el inicio de la importancia del trabajo en red», no sólo a nivel local sino también nacional e internacional, y, en cuarto lugar, que debe dar respuesta, a través de la propia idiosincrasia del edificio, al compromiso con la historia de la ciudad.