La espiaba a todas horas: el pavoroso caso de acoso en el barrio de Laviada

La Voz

GIJÓN

Imagen de recursos de agentes de la Policía Nacional
Imagen de recursos de agentes de la Policía Nacional

El varón, de 50 años, tenía antecedentes por malos tratos, resistencia a la autoridad y denuncias por amenaza con personas de la misma comunidad

18 nov 2020 . Actualizado a las 17:18 h.

La Policía Nacional ha detenido a un vecino de Gijón, de 50 años, acusado de acosar a una vecina. El hombre la seguía cuando salía de casa y se escondía cuando ella se percataba que estaba siendo perseguida. Según la Comisaría, la investigación se inició con la denuncia de la víctima, una mujer de 37 años, que manifestó estar muy nerviosa y alterada porque un vecino la seguía desde hacía meses y se escondía cuando lo descubría.

De acuerdo al relato policial, la mujer tenía muchísimo temor porque había sorprendido a su vecino espiándola en el portal cuando bajaba a pasear a los perros. Se encontraba con la luz apagada y la observaba cuando estaba en el parque con sus animales, por lo que ante el miedo de encontrarse con él, retrasaba la vuelta a casa hasta que un vecino llegaba o incluso pedía ayuda a un transeúnte o la acompañaba algún familiar. Otras veces lo había sorprendido causando daños en su buzón o parado en su rellano, esperando a que saliera de casa mientras golpeaba las paredes y barandillas de su pasillo.

La mujer explicó que al principio eran seguimientos por las inmediaciones de su domicilio, cuando iba al supermercado o a pasear con el perro pero en los últimos días lo había descubierto en las proximidades de su lugar de trabajo o cuando salía con los amigos. Si ella lo detectaba, su vecino se ocultaba entre los coches, detrás de un muro, de una papelera o en los pasillos del supermercado.