«El peso político de Gijón y Asturias a nivel nacional se ha devaluado»

Manuel Cañete, presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales, plantea los retos de la ciudad para 2021, entre los que se encuentran la apuesta clara y decidida por mejorar la atención primaria

Manuel Cañete, nuevo presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Gijón, en la sede de la asociación del Polígono
Manuel Cañete, nuevo presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Gijón, en la sede de la asociación del Polígono

Gijón

Manuel Cañete, presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Gijón (FAV), hace balance de lo que ha sido el año 2020 y, asimismo, plantea lo que deben ser las prioridades de la ciudad para este 2021 que aún está en pañales. Considera que la apuesta por la sanidad y la educación pública son esenciales en un ejercicio que, sin duda, va a estar marcado presupuestariamente por las acciones destinadas a arreglar el desaguisado económico, laboral y social que ha traído consigo la pandemia.

«Para este año, desde la perspectiva de las asociaciones vecinales, creo que lo fundamental es poder retomar la actividad normal, entre comillas. Más allá de superar la pandemia, cuando podamos, la actividad normal va a estar marcada mucho tiempo por los efectos del coronavirus», explica.

Considera que a nivel municipal y regional aguardan «años de zozobra tremendos» y, por tanto, «las directrices generales de los presupuestos van a ir para resolver los problemas que la pandemia está generando a nivel social y económico». Cree imprescindible «desarrollar nuevas campañas de apoyo vecinal» y «por supuesto, potenciar y apostar por la enseñanza y la sanidad pública».

Más allá de lo que puede ser la actividad de las entidades de representación vecinal, Manuel Cañete piensa que es imprescindible aumentar «la agilidad en la administración, porque hay lagunas tremendas. En esta pandemia hemos visto, por ejemplo, el caso de una persona que llevaba nueve meses sin salir de su casa por culpa de una licencia».

Asimismo, destaca que «desde la Confederación Asturiana de la Construcción se ha criticado la lentitud con las que se conceden las licencias. Eso empobrece la ciudad. Las culpas pueden ser de las normativas de gobiernos regionales y nacionales, pero también se trata de una cuestión de inacción política». El presidente de la FAV también lamenta que «el peso político de Gijón y Asturias a nivel nacional se ha ido devaluando año tras año».

Pone de manifiesto como uno de los retos de la ciudad reactivar «un plan de vías parado desde hace casi 19 años y al que ahora le estaos dando vueltas otra vez». Otro debe a nivel municipal es el «problema grave de accesos al Musel». Critica, al hilo de esta cuestión, que «en los presupuestos nacionales hay solo una partida simbólica para solucionar el acceso al puerto por Jove».

«También estamos marcados en rojo como las ciudades europeas más contaminantes, pese al parón de la pandemia. Es perentorio actuar ya», asevera. Cañete lamenta el hecho de que «la Zalia y un montón de terrenos están paralizados y sin ningún uso», así como que se ha consignado un «presupuesto más pequeño de lo previsto para la obra de Cabueñes, la cual se está dilatando».

Cree que, en concreto, la situación del principal equipamiento sanitario de la ciudad «es sangrante» y ve también inaplazable realizar «mejoras en centros como el de Perchera». Recuerda que «en la FAV se lleva años denunciando la falta de personal en atención primaria y sanitaria». Cree que es una situación causada  «no solo por la legislación nacional. Es un gota a gota de inacción de todas las administraciones».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

«El peso político de Gijón y Asturias a nivel nacional se ha devaluado»