Un histórico tándem de 1910 fabricado en Gijón, en la colección del Pueblu d'Asturies

Esther Rodríguez
Esther Rodríguez REDACCIÓN

GIJÓN

Felipe y Tomás del Campo el día de la entrega del tándem en el museo
Felipe y Tomás del Campo el día de la entrega del tándem en el museo Muséu del Pueblu d'Asturies

Es una de las cinco bicicletas que se conservan en la actualidad de la marca Cuesta, que cerró en 1936

20 abr 2021 . Actualizado a las 18:51 h.

Es un tándem fabricado en Gijón por la empresa Bicicletas Cuesta y Cª en 1910, que tiene componentes de la famosa fábrica inglesa de automóviles BSA (Birmingham Small Arms) y conserva el cuadro de tubería de hierro hueca y el cambio interior de tres marchas que está incorporado al eje de la rueda trasera. El estado de conservación es impecable y solo fue sometido a una reforma para mantener su utilidad. Este histórico tándem ya forma parte de la colección del Muséu del Pueblu d'Asturies, tras la donación de los hermanos Felipe, María, María Antonia, Pilar y Tomás del Campo Díaz-Laviada. 

La bicicleta fue adquirida por Gonzalo del Campo y del Castillo -abuelo de los donantes- y, según el historiador Ángel Mato, se diseñó a partir de un tándem original de la BSA. Esta fue utilizada por varios miembros de la familia hasta la década de 1950. A partir de ahí se guardó en un garaje, pero Felipe y Tomás del Campo, nietos del comprador, decidieron volver a circular con ella en el año 1970. Sin embargo, tras una caída se rompió el cuadro y tuvieron que repararla. Entonces, dedidieron encargar a la fábrica de Bicicletas Cuesta una reproducción de la estructura para así poder seguir rodando con ella.

Exposición en el Muséu del Pueblu d'Asturies
Exposición en el Muséu del Pueblu d'Asturies Muséu del Pueblu d'Asturies

Ahora, 50 años después, los nietos de Gonzalo del Campo y del Castillo han dado un paso al frente y han decidido que la bicicleta forme parte de las amplias colecciones del museo etnográfico asturiano. El valor del tándem donado al centro radica en su originalidad y en que sólo se conservan en la actualidad cinco bicicletas de la marca Cuesta. Una firma que llegó a fabricar unas 2.500 máquinas entre 1905 y 1936, año en que cesó la fabricación.