La denuncia de una madre asturiana de un niño con necesidades especiales llega a los Reyes

X. Menéndez REDACCIÓN

GIJÓN

Neizan Foncueva
Neizan Foncueva

Noelia del Amo es la madre de Neizan Foncueva, un niño de 4 con una cardiopatía congénita, un 36% de minusvalía y un grado II de dependencia que se vio obligado a abandonar el colegio La Milagrosa de Gijón

07 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Noelia Del Amo, madre de Neizan Foncueva, el niño de 4 años con una cardiopatía congénita, un 36% de minusvalía y un grado II de dependencia que se vio obligado a abandonar el colegio La Milagrosa de Gijón porque, según sus progenitores, no cumplían la ley de inclusión; ha trasladado el caso hasta los Reyes. La denuncia de Del Amo y otros padres alertaban de que los cinco niños con necesidades especiales que había en esa clase del colegio no estaban recibiendo los apoyos necesarios para una correcta educación. Un informe del Hospital de Cabueñes certificó que Neizan tenía «conocimientos escolares por debajo de la media» para su edad. Las familias con hijos con necesidades especiales piden una educación igualitaria que ofrezca a todos los niños las mismas oportunidades, y Del Amo está dispuesta a llamar a todas las puertas para que su petición sea escuchada. 

Familiares de Del Amo, que están volcados con la causa del pequeño, han escrito una petición a los Reyes de España para su intercesión para que mejore la inclusión y el apoyo a los niños con necesidades especiales. José Luis Verdú Carrasco, jefe de la Secretaría del Despacho del Gabinete de Planificación y Coordinación ha contestado su petición afirmando que dirigió sus cartas a los Reyes de España y «atendiendo a las circunstancias que expone, ha remitido el escrito a Consejería de Educación del Principado de Asturias». Además, Del Amo ha contactado con el Defensor del Pueblo que «estudiado el contenido de su escrito, esta institución ha decidido dirigirse a la Consejería de Educación del Principado de Asturias al efecto de solicitarle información sobre los hechos descritos», firma Ángel Gabilondo, Defensor del Pueblo.

 Del Amo lamenta que sea necesario llegar a tales extremos para que su hijo pueda tener una educación. «Es lamentable. Que tengan que ser la Casa Real o el Defensor del Pueblo los que contacten con la Consejería de Educación para esto...». Su hijo lleva sin acudir a la escuela desde principios de año después de un altercado en el colegio. «No sé lo pasó porque yo no estaba allí. Solo sé que mi hijo era muy sociable y nunca tuvo ningún problema y, desde entonces, no ha vuelto a querer ir a la escuela. Le tiene pánico», dice la madre del pequeño, que explica que Neizan ha sufrido una regresión durante este periodo.