El presidente de Vox Asturias asume temporalmente la representación legal del padre de Olivia

Juan M. Arribas

GIJÓN

Ignacio Blanco, a la salida del juzgado
Ignacio Blanco, a la salida del juzgado Eloy Alonso | EFE

Ignacio Blanco afirma que los hechos podrían estar penados con la prisión permanente

03 nov 2022 . Actualizado a las 12:54 h.

«La maldad no tiene género y a ver si algunos políticos se lo meten en la cabeza», decía este miércoles el diputado de la Junta General del Principado de Asturias y presidente de Vox Asturias, el abogado y economista Ignacio Blanco, tras sustituir al letrado segoviano Daniel Labrador que representa a Eugenio García, el padre de Olivia, la niña de 6 años presuntamente asesinada por su madre en Gijón. 

Blanco representa a Eugenio García en plena polémica por la custodia compartida que enfrenta en el Congreso de los Diputados a Vox con la ministra de Igualdad, Irene Montero, y que provocó un bronco debate este mismo miércoles al echarle en cara desde las filas de la formación de ultraderecha que no hubiera condenado antes el asesinato de la niña en Gijón por tratarse de un infanticidio presuntamente perpetrado por una mujer y no por un hombre.

El padre de Olivia llevaba cinco años reclamando en los juzgados la custodia compartida de su hija. La implantación de la custodia compartida es una de las reivindicaciones que viene solicitando Vox al igual que la derogación de la ley de violencia de género al considerar, como indicaba Blanco, que «la violencia no tiene género y que hay que proteger a todas las víctimas». 

Blanco, tras la vista en la que la titular del juzgado de Gijón que instruye la muerte de Olivia decretó el ingreso en prisión sin fianza de la madre, apuntó que unos hechos de tal «gravedad» podrían «estar penados con la prisión permanente» y que, en ese sentido, su despacho de abogados llevará a cabo una acción conjunta con el letrado segoviano para plantear esa máxima pena contemplada en el Código Penal. 

El despacho de Blanco ha representado en varias ocasiones a clientes en Segovia y ha colaborado con Daniel Labrador, el abogado de Eugenio García durante los cinco años en los que ha estado luchando por la custodia compartida de su hija. En este sentido, desde Vox Asturias han explicado que como este miércoles no ha podido estar en los juzgados de Gijón por motivos laborales, Blanco ha asumido de manera puntual la representación del padre de la niña, que pertenece a la Asociación para la Custodia Compartida de Segovia. 

Vox viene defendiendo la aplicación de la custodia compartida y este año trataba de impulsar una iniciativa legislativa ante el Congreso de Modificación del Código Civil para el establecimiento de la custodia compartida como régimen de guarda y custodia de menores de aplicación preferente. Una postura que también les viene enfrentando con partidos y asociaciones que defienden que la custodia compartida no es posible en casos de violencia de género y que recuerdan que el porcentaje de denuncias falsas de maltrato no supera el 0,007 % de todas las interpuestas en España en la última década.

Precisamente este martes la diputada de Vox María Ruiz le ha reprochado en el Congreso a Irene Montero, que no hubiera condenado el crimen de Olivia «ni con un miserable tuit», ante lo que la ministra se ha defendido asegurando que mientras el Gobierno crea leyes, Vox genera odio.

«Condenamos ese asesinato y además quiero manifestar el respeto ante el dolor de sus familiares y de sus seres queridos, creo que hay pocas cosas más crueles que utilizar políticamente el dolor de las víctimas». «Dejemos de alimentar esa crueldad que supone enfrentar a las víctimas y usar su dolor políticamente», ha subrayado Montero preguntada por esta cuestión en los pasillos del Congreso después de que tanto Vox como Ciudadanos se mostraran convencidos de que no habría tardado en condenar el asesinato si el culpable fuera el padre.

«Este gobierno lucha y luchará contra todas las formas de violencia contra la infancia», insistía Montero también, al recordar que en esta legislatura se ha aprobado una ley «pionera» para proteger a niños y adolescentes frente a la violencia, norma que no contó con el apoyo de Vox.

La ministra de Igualdad, Irene Montero

Bronca en el Congreso de los Diputados por la muerte de Olivia

La Voz

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha defendido este miércoles de las críticas que ha recibido por su silencio tras el asesinato de la pequeña Olivia en Gijón a manos de su madre, ha trasladado su «respeto y cariño» a la familia y ha pedido que no se utilice políticamente el dolor de las víctimas.

«Dejemos de alimentar esa crueldad que supone enfrentar a las víctimas y usar su dolor políticamente», ha subrayado Montero preguntada por esta cuestión en los pasillos del Congreso después de que tanto Vox como Ciudadanos se mostraran convencidos de que no habría tardado en condenar el asesinato si el culpable fuera el padre.

Seguir leyendo