Asturias rubrica un acuerdo por el futuro de la industria

La Junta General aprueba una resolución en la que fija su postura ante el proceso de transición ecológica

La Junta General
La Junta General

Oviedo

El Gobierno asturiano ha sacado adelante en el pleno de la Junta General del Principado para defender el futuro de la industria asturiana ante el proceso de transición ecológica la hoja de ruta diseñada que el Ejecutivo había planteado a los grupos parlamentarios de la cámara regional.

Los ocho posibles acuerdos que el Gobierno trasladó ayer a la oposición al inicio del pleno monográfico sobre la situación de la industria en la Junta General se han plasmado en una propuesta de resolución presentada por el grupo socialista que ha sido aprobada con el apoyo del PSOE, Ciudadanos, Podemos, IU y del diputado de Foro Adrián Pumares mientras que su compañero Pedro Leal se ha abstenido al igual que PP y VoxLa iniciativa del PSOE pide defender ante todas las administraciones y trabajar en todos los ámbitos para que la industria asturiana, que ya avanza hacia una industria moderna y sostenible, compatible con las exigencias medioambientales, siga consolidándose como pilar fundamental de la actividad económica regional.

«Asturias se merece este gran acuerdo», ha señalado el diputado socialista René Suárez, en defensa de una industria que supone el 19,7% del Valor Añadido Bruto de la región y que genera el 13,7% de su empleo (53.300 trabajadores), y que requiere de superar diferencias, implicar a administraciones de distinto nivel y hallar sinergias entre lo público y lo privado para lograr un sector «moderno, innovador, amplio y pujante», informa EFE. Así, las ocho áreas de acuerdo planteadas por el Ejecutivo figuran en la propuesta del PSOE incluida la elaboración de un Plan Industrial que impulse la productividad, la competitividad, el crecimiento sostenible y la innovación y que guíe las políticas a desarrollar en ese ámbito a medio y largo plazo.

Dicho documento, si se atiende a las propuestas de Foro y Ciudadanos también aprobadas por el pleno, deberá estar elaborado en el primer trimestre de 2021 y ser sometido a la considerado de los grupos parlamentarios, los agentes sociales y económicos y las administraciones central y europea. Las líneas maestras de ese futuro plan incluyen también la puesta en marcha de la oficina Asturias Industrial, con la colaboración del Estado, para reforzar los mecanismos de atracción de nuevas inversiones así como adaptar la formación profesional y la formación para el empleo a las necesidades del sector secundario. A corto plazo, la resolución del PSOE plantea solicitar del Gobierno central que reclame a la UE un ajuste medioambiental en frontera para limitar las importaciones de productos de terceros países que no cuentan con las exigencias europeas en ese terreno, la ampliación de las ayudas por compensación de costes indirectos de emisión de CO2 y el aumento de los recursos del Fondo de transición justa destinados a España.

Asimismo reclama aprobar de forma urgente el Estatuto de los consumidores electrointensivos que genere un marco que garantice estabilidad y competitividad del precio y la seguridad y calidad del suministro eléctrico; el cumplimiento íntegro de los planes de la minería; la firma de los convenios específicos de Fondos Mineros y Transición justa y la culminación de las infraestructuras de comunicación y energéticas pendientes.

32 propuestas

Los grupos habían registrado 32 propuestas de resolución de las que solo se han rechazado nueve en su integridad -seis de Podemos, dos del PP y una de Vox- y 23 han sido aprobadas -8 de Ciudadanos, 6 del PP, cinco de Podemos y una de PSOE, IU y Foro- mientras que una de las planteadas por la formación morada ha salido adelante en uno de sus dos puntos sin que el segundo haya obtenido la mayoría suficiente.

Pese al amplio consenso alcanzado por la iniciativa que resume la propuesta del Gobierno -31 votos a favor de cuatro grupos y la abstención de 13 diputados de dos formaciones con Foro votando dividido-, el debate no ha estado exento de reproches a la gestión del Gobierno por parte de las formaciones de oposición pese al respaldo unánime a la necesidad de ese amplio pacto en defensa de la industria asturiana. Así, la portavoz popular, Teresa Mallada, ha pedido al jefe del Ejecutivo, Adrián Barbón, que abandone su «optimismo de palabra» y cambie «el traje» de dirigente socialista por el de presidente para reclamar medidas para un sector que se derrumba ante un Gobierno central «que le tiene bien tomada la medida porque sabe que no se queja».

A la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez se ha referido también su homóloga de Ciudadanos, Laura Pérez Macho, para mostrar su escepticismo sobre las medidas que adopte con Asturias «cautivo de su deber de pleitesía frente a otras comunidades» como se refleja en el Estatuto electrointensivo «que lleva más de un año prometido y nunca llega». También Podemos ha pedido acuerdos «más allá de las siglas», pero para adoptar «medias nuevas que den resultados diferentes» lo que requiere, según su portavoz, Lorena Gil, «poner límites a la voracidad del libre mercado» y evitar tanto las deslocalizaciones como la implantación de empresas «cazasubvenciones».

Desde IU, la formación que propuso este pleno monográfico, Ángela Vallina ha reclamado una «alianza» no solo política sino que incluya a sindicatos, ciudadanos y a otras regiones europeas para la defensa conjunta de una transición energética, acorde con las medidas contra el cambio climático «que no condene a la quiebra a los territorios, los trabajadores y la industria».

Por su parte, el forista Adrián Pumares ha pedido medidas concretas para el Plan Industrial más allá de los planteamientos genéricos del Gobierno para evitar «consensos vacíos» mientras el portavoz de Vox, Ignacio Blanco, ha lamentado que el PSOE quiera “vender ahora, tras 35 años de gobierno, que sabe lo que necesita Asturias” pese a desconocer que la industria necesita « más acción y menos discusión». Ante estas críticas, el consejero de Industria, Enrique Fernández, ha reclamado de los grupos «inteligencia» para evitar el «cainismo» en torno al necesario frente común en defensa de un sector cuyo futuro sigue viendo «con optimismo» dado que cuenta «con un potencial brutal».

Comentarios

Asturias rubrica un acuerdo por el futuro de la industria