Marta Ortega y Carlos Torretta: un año de la gran boda

El 16 de noviembre del 2018 arrancaban las celebraciones de un enlace al que no le faltó de nada: Athina Onassis, los mejores chefs gallegos, el fotógrafo Peter Lindbergh, Chris Martin y Norah Jones


Hace un año todos los focos del mundo del cuore apuntaban hacia Galicia. Concretamente, hacia A Coruña y Arteixo. Porque esos fueron los dos escenarios de la boda de Marta Ortega y Carlos Torretta, que cumplen ahora su primer aniversario de casados. El enlace se festejó por todo lo alto, con dos jornadas de celebraciones en las que no faltó de nada, desde los mejores cocineros de la comunidad a Peter Lindbergh y Chris Martin

Aquel viernes, 16 de noviembre, empezaba todo. Poco después de las 13.00 horas la pareja se daba el «sí quiero» en una ceremonia íntima en un patio cerrado situado en la parte baja de la casa familiar que la familia Ortega posee en el Paseo de la Dársena de A Coruña. Los novios estuvieron acompañados de unas cincuenta personas. El notario Francisco Manuel Ordóñez fue el encargado de oficializar el enlace. El acto emocionó a Amancio Ortega, fundador de Inditex, en más de una ocasión. 

Poco después de desveló el secreto mejor guardado. El vestido. Marta Ortega lució una creación en tono rosa diseño exclusivo de la casa Valentino. El novio optó por un traje clásico de color azul, firmado por una sastrería Savile Road, en Londres, que confecciona prendas para celebridades como el príncipe Carlos. Las imágenes difundidas por la pareja estaban firmadas por Peter LindBergh, genio de la fotografía que falleció este año. Por su parte, la madre y la hermana de Carlos Torretta vestían creaciones de su padre, el diseñador Roberto Torretta.

 

No podía faltar la huella de Inditex en los estilismos familiares. Precisamente la firma Massimo Dutti vistió a los niños presentes en la ceremonia. También a los testigos por parte de la novia. Tras la ceremonia, en la que intervino una cantante, se ofreció una comida a los asistentes. Los platos llegaron de la mano del chef gallego Pepe Solla. Se sirvió a los comensales un menú a base de croquetas, jamón, carneiros (molusco a medio camino entre el berberecho, la ostra y la almeja) y la célebre merluza de Celeiro de Casa Solla.

 

Al mismo tiempo empezaba el trasiego de vehículos con lunas tintadas. Trasladaban a los invitados que iban llegando para la fiesta de la noche, muchos de ellos hospedados en el Hotel NH Finisterre. Entre ellos se encontraban algunas de las caras conocidas de la boda como Athina Onassis, Alonso Aznar, Samantha Vallejo-Nágera, Amaia Salamanca y su pareja Rosauro Varo, a Jon Kortajarena y Eugenia Silva con su marido Alfonso de Borbón. También asistieron Álvaro Falcó y la actriz Isabelle Junot, hija de Philipe Junot, el primer marido de Carolina de Mónaco.

Kortajarena y Eugenia Silva se dejaron ver por la ciudad, llamando la atención de los viandantes, que pedían hacerse fotos con ellos. En el caso del modelo vasco fue solicitado por un grupo de colegialas que, emocionadas, inmortalizaron el momento. 

El modelo Jon Kortajarena
El modelo Jon Kortajarena

Todos reservaron sus mejores estilismos para la fiesta nocturna, que se organizó en el Real Club Náutico de La Coruña. Allí la expectación se multiplicó para presenciar el constante goteo de invitados que llegaban al club coruñés de la Dársena en furgonetas, taxis y a pie. El código de vestimenta solicitado era casual chic. Hombres sin corbata y mujeres con vestido de noche. Tuvieron suerte con el tiempo, muy bueno para el mes de noviembre. Entre el pasillo que formó la gente pasaron muchas de las caras conocidas antedichas, así como personalidades del mundo de Inditex como la exdirectora de Zara Home Eva Cárdenas -que acudió con su pareja el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo-, el presidente del grupo textil, Pablo Isla, y Amancio Ortega, que junto a su esposa Flora Pérez fue de los últimos en llegar.

;
El Náutico coruñés se llena de glamour con la boda de Marta Ortega y Carlos Torretta Cientos de personas se congregaron en los alrededores para ver el desfile de invitados a la fiesta de la boda de la hija de Amancio Ortega y el hijo del diseñador Roberto Torretta

Poco después de ellos, llegaron los novios. Marta Ortega volvió a apostar por Valentino y en este caso lució un tuxedo negro. Lo combinó con zapatos de tacón con pulsera y un top transparente, en la versión más contemporánea de look nupcial.

La fiesta fue un gran cóctel, pero también contó con representación gallega en los fogones. Allí estuvo Javier Olleros, de chef del Culler de Pau de O Grove, que igual que Casa Solla cuenta con una estrella Michelin. También aportó sus creaciones culinarias Ricardo Sanz, de Kabuki, especializado en la mezcla de cocina japonesa y mediterránea. Los vinos blancos gallegos tuvieron un protagonismo especial. Los asistentes pudieron disfrutar de los grupos The Bluebirds, Watermat y Sam French, que amenizaron la velada.

Y al día siguiente, el sábado, continuó la fiesta, con 400 invitados en Casas Novas, Arteixo. El centro hípico fue el escenario de la cena y el baile, con músicos de lujo, para sorpresa de los asistentes, ya que actuaron Norah Jones, Jamie Cullum y Chris Martin. De hecho, el líder de Coldplay prácticamente les cantó al oído a Marta Ortega y Carlos Torretta.

 

Los recién casados llegaron antes de las ocho de la tarde sonrientes, sentados juntos en la parte de atrás del coche. Accedieron por la entrada principal, a diferencia del resto de invitados, a los que no se pudo ver en las instalaciones en ningún momento.

Marta Ortega lució en esta ocasión un vestido largo plateado, con lentejuelas, cuello redondo y sin mangas, con los laterales de satén y la espalda al descubierto. En la celebración también estuvo su hijo Amancio, que llegó con sus abuelos maternos en el coche, poco después de Roberto Torretta y Carmen Echevarría.

El menú corrió a cargo de Albert Adrià, del restaurante elBarri de Barcelona y hermano de Ferran Adrià: crema de parmesano con trufa negra, mini shitakes en escabeche oriental, tomates con gelatina de su consomé, guisantes y manitas de cerdo a la menta, y coliflor con caviar.

Casas Novas se convirtió en una fortaleza para garantizar la intimidad de los asistentes. El camino a las instalaciones estaba marcado por una especie de hogueras. En el interior se creó un entorno único que simulaba un bosque exuberante, con plantas y árboles enormes, algunos traídos desde Japón, que sorprendieron a los 400 invitados que gozaron de la velada desde las ocho de la tarde hasta la madrugada. La música en directo acompañó la fiesta, en la que por supuesto hubo mucho baile.

La tarta de la fiesta
La tarta de la fiesta
Marta Ortega prueba la tarta
Marta Ortega prueba la tarta

Marta Ortega y Carlos Torretta tienen doble motivo de cebración. El aniversario y el hecho de que están esperando a su primera hija. Se desconoce el nombre y la fecha prevista del nacimiento. Se sabe que será la próxima primavera y ya hay apuestas sobre el nombre. Para su hijo mayor, fruto de su matrimonio con el jinete Sergio Álvarez, Marta Ortega optó por hacer un homenaje a su padre: Amancio. 

 La pareja protagonizó  la portada de la revista ¡Hola! . «Estamos muy contentos», fueron las primeras declaraciones de Flora Pérez Marcote, la madre de Marta Ortega, tras conocerse su embarazo, en la entrega de la 61.ª edición del Premio Fernández Latorre

Con este embarazo, Marta Ortega y Carlos Torretta dan un paso más en su historia de amor.En mayo del 2016 se les vio juntos por primera vez en un concurso hípico el club de Campo de Madrid y luego disfrutaron del concierto de Bruce Springsteen en el Bernabéu. Ese día, la hija de Amancio Ortega compartió en las redes sociales una fotografía junto a Carlos Torretta acompañada de las siguientes palabras: «El Boss en Madrid. Mejor momento. Mejor compañía. Gran concierto».

Ese verano el hijo del diseñador argentino Roberto Torretta visitó a Marta Ortega en A Coruña y en septiembre posaron por primera vez juntos ante las cámaras en el «front row» del desfile de Narciso Rodríguez en la Semana de la Moda de Nueva York.

En esa etapa del noviazgo los dos se movían entre A Coruña y Nueva York, donde trabajaba entonces el hijo del diseñador. En enero del 2017, Carlos Torretta sorprendía a Marta Ortega por su 33º cumpleaños con una fiesta en uno de los locales de moda de Londres, el Annabel's. Aunque la gran fiesta llegó después.

 

Una silla y una mesa en Zara... y ya está

Sofía Vázquez

Amancio Ortega quiere pasar desapercibido y lo intenta y lo intenta, pero no lo consigue. Construyó Inditex, un empresón que está en el punto de mira los actores mundiales del mundo económico. A sus 81 años sigue haciendo lo mismo que a los 35: preocuparse por Zara y compañía. Por lo demás, vive en una Galicia que protege su intimidad

Ni va a la última moda ni se espera. Azul, gris y blanco, y sin corbata. Amancio Ortega, que es algo más que uno de los hombres más ricos del mundo, no está preocupado por la subida y bajada de la bolsa ni pierde un minuto de su vida en saber quién ocupa el número 1 de la lista Forbes , en la que preferiría no salir pero eso es imposible.

Ortega se ha convertido en el icono de las grandes fortunas. Sin embargo, hay muchas maneras de ser rico. Por ejemplo, él no ha heredado ni fortuna ni ninguna empresa de su abuelo o de su padre. Tampoco ha logrado crecer en torno a la especulación, ni ha multiplicado su fortuna en acciones con límites difíciles de explicar o aprovechándose de concesiones o subvenciones estatales. Lo que sí recibió fue un mensaje claro y transparente como el agua el día que fue a la tienda con su madre, y la dueña le dijo a la mujer: «Señora Josefa, lo siento mucho, pero ya no le puedo fiar más dinero».

Seguir leyendo

Comentarios

Marta Ortega y Carlos Torretta: un año de la gran boda