Muere Jesús Mariñas a los 79 años de un agresivo cáncer de vejiga

La Voz REDACCIÓN / COLPISA

INFORMACIÓN

El periodista gallego será despedido en la intimidad y descansará en A Coruña

10 may 2022 . Actualizado a las 18:42 h.

El conocido periodista del corazón Jesús Mariñas, habitual tertuliano de programas como Sálvame, ha muerto este martes a los 79 años en el hospital Ramón y Cajal de Madrid, donde estaba ingresado para tratarse el agresivo cáncer de vejiga que padecía. Le habían diagnosticado la enfermedad hace seis meses, y en su círculo cercano aseguran que Mariñas luchó contra la enfermedad con valentía y mucho ánimo. En todo este tiempo estuvo acompañado de su marido Elio Valderrama, además de sus amigos y compañeros de trabajo, como María Teresa Campos.

Mariñas siempre fue positivo y esperaba superar este importante bache de salud. En una entrevista reciente en Diez Minutos aseguraba: «Tengo cáncer de vejiga y lo voy a superar (...) Estoy seguro de que voy a salir de esta». Ahora, su entorno más cercano, sobre todo su marido, está devastado. El periodista fue sedado este lunes, después de varias semanas que han sido muy dolorosas para toda la familia, ya que en este tiempo había perdido ya el apetito y las ganas de hablar por la dureza del tratamiento. Elio Valderrama, con el que tuvo una relación de más de tres décadas, declaró hace tan solo unos días el empeoramiento de la salud del periodista: «Se le ve derrotado, su situación es delicada y va de altibajo en altibajo».

Mariñas era una figura indispensable de la denominada prensa del corazón, en la que fue un pionero. Columnista y colaborador de programas de radio y televisión, se manejaba como pocos entre la farándula, donde tenía grandes amigos y enemigos, que se ganó con su afilada pluma. Comenzó trabajando en radio y prensa, pero más tarde se pasó a la televisión en el mítico programa La máquina de la verdad. En este espacio se ganó una parte importante de la fama que hizo que lo fichara María Teresa Campos para Pasa la vida y otros muchos programas que vinieron después. Se terminó especializando en programas de actualidad rosa, convertido en un personaje polémico enfrentado con otros míticos como Karmele Marchante, por quien se hizo famosa la frase: «¡Que te calles, Karmele!».