Endulzantes naturales como alternativas al azúcar

La tendencia a alimentarse cada vez mejor ha dado a conocer nuevos y viejos productos que funcionan a la perfección como sustitutos del azúcar blanco

No es ninguna novedad que el azúcar es uno de los principales causantes de problemas como el sobrepeso, la obesidad o las enfermedades cardiovasculares como puede ser la diabetes. También es sabido que la Organización Mundial de la Salud alerta sobre su abuso y recomienda que la ingesta diaria de azúcar nunca debería superar el 10% de las calorías que consumimos cada día. Sin embargo, estamos rodeados de tantos productos que contienen azúcar en mayor o menor medida que cada vez es más difícil encontrar qué llevarse a la boca sin que esté presente entre sus ingredientes.

Además, el dulce es un sabor que encanta a pequeños y mayores. Produce placer, crea buenas sensaciones y ayuda a producir más dopamina, lo que significa que el cuerpo siempre pide más. Entonces, ¿qué podemos hacer al respecto? La respuesta es simple y difícil a la vez: hay que saber reeducar al paladar y convencerle de que hay otros sabores que sustituyen muy dignamente al azúcar y que incluso nos ayuden a olvidarnos de él. Algunos son más naturales y más fáciles de encontrar; otros, en cambio, empiezan a verse con más frecuencia en los lineales del supermercado pero de primeras nos hacen dudar por el factor novedad y desconocimiento. Lo mejor es ir probando todos hasta que encontremos el que más nos encaje.

Fruta fresca madura o deshidratada

La manera más sencilla y natural de endulzar es la fruta, sin más. Cuanto más madura esté, más dulzor tendrá. Las frutas que más se suelen utilizar para endulzar son los plátanos, las manzanas, los higos y las peras. En cuanto a la fruta deshidratada, lo recomendable es no abusar de ella porque su proceso de deshidratación supone una fuente concentrada de fructosa. Eso sí, lo bueno de esta alternativa es que conserva toda su fibra y que da mucho juego tanto como snack saludable como complementos para ensaladas, por ejemplo.

Verduras dulces

Las más llamativas para endulzar, además de por su color, son la calabaza y la remolacha. También tienen fama las batatas, las zanahorias o la col china. De hecho, dos de las elaboraciones que proponemos esta semana son a base de verduras. Por un lado, una mermelada de calabaza especiada sin azúcar. Las especias le dan un toque muy resultón que no deja a nadie indiferente. Otra recomendación es un bizcocho de calabaza y remolacha. En este caso, al sabor dulce y terroso de la remolacha que intensifica las notas de cacao le vamos a añadir una pasta de dátiles que evita que haya que añadir azúcar a la receta. Lo mejor es que la remolacha hace que no sea el típico bizcocho de chocolate, sino uno muy especial.

Miel

Un ingrediente tan conocido como la miel no podía faltar en esta lista de alternativas al azúcar. Contiene fructosa, glucosa y un poco de sacarosa frente al azúcar que es sacarosa pura. Con muchas menos cantidad, endulzaremos mucho más. Eso sí, la miel tiene que ser pura. Es fácil confundirse ya que hay muchas mieles que tienen aditivos como siropes, incluso azúcar. Para saber que una miel es pura 100% hay una forma de comprobarlo. Echa una cucharada en un bol, cúbrela con agua, agita en círculos y si salen celdas como en un pequeño panal podemos confirmar que es pura.

Un par de recetas resultonas y dulzonas con miel son un boniato asado con canela, miel y crema de frutos secos. Sirve tanto para desayuno alternativo como para merienda, postre o cena ligera. Otra elaboración que gusta mucho son las ensaladas que combinan el dulce y el salado en proporciones equilibradas, como una ensalada de pulpo, mango y aguacate aderezada con vinagreta de miel y mostaza.

Dátiles

No podíamos dejar de incluir los dátiles en esta selección de alternativas naturales al azúcar. Aunque han ganado mucha fama, no son la panacea. Endulzar un alimento con dátiles siempre será mejor opción que el azúcar, pero una pasta de dátiles también tiene alto contenido calórico aunque, eso sí, aporta más nutrientes esenciales y fibra en comparación con el azúcar. ¿Es la pasta de dátiles una buena alternativa al azúcar? Sí. ¿Es una forma saludable de endulzar? No. El problema radica en que tiene muchos azúcares libres, los mismos que cuando optamos por un zumo de naranja en lugar de tomar la naranja entera. Aún así, los dátiles son una buena opción para acostumbrar al paladar a nuevas dimensiones dulces. Una manera de comprobarlo es haciendo esta receta de cookies de chocolate y avellanas.

En próximos artículos seguiremos abordando este tema para comentar otras alternativas al azúcar como son la panela, el sirope de ágave, la estevia, el azúcar de coco, la melaza, el xilitol o los edulcorantes artificiales. ¿Te imaginabas que había tantas opciones para desbancar al azúcar de nuestras despensas?

Más sobre gastronomía saludable en
La Salud Sabe Bien.

 

Cómo llenarte de energía este otoño

La Voz

El cambio de hora, la bajada de temperaturas y el regreso a la rutina son un cóctel de negativismo al que enfrentarse, entre otras cosas, a través de la alimentación

Le llaman astenia otoñal. ¿Te suena? Es ese estado anímico en el que reina el cansancio y la debilidad a partes iguales y que, junto con la apatía, hacen que el organismo encuentre dificultades para adaptarse al cambio de estación. Esto, sumado al regreso de la rutina -o llamémosle síndrome postvacacional-, al cambio horario -con sus consecuente reducción de horas de luz- y la bajada de temperaturas hacen que en muchas ocasiones nos sintamos como si estuviéramos en una cuesta abajo y sin frenos.

Una de las señales que nos indican que hemos caído de lleno en la astenia otoñal es que nos encontramos más somnolientos y con menos energía, factores provocados por la alteración en las hormonas. Producimos mayor melatonina y disminuye la producción de serotonina.

Seguir leyendo

Comentarios

Endulzantes naturales como alternativas al azúcar