La Ronda Norte vuelve a la casilla de salida

Wenceslao López pacta con Íñigo de la Serna el descarte del proyecto de hace 20 años y la elaboración de tres alternativas. Las obras no comenzarán antes de tres años

La plataforma Alternativa Ronda Norte, en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo.La plataforma Alternativa Ronda Norte, en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo
La plataforma Alternativa Ronda Norte, en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo

Redacción

Borrón y cuenta nueva. El proyecto de la Ronda Norte de Oviedo elaborado hace ahora 20 años queda definitivamente guardado en un cajón y ahora comienza una nueva etapa. El Ministerio de Fomento adjudicará este mes un contrato para comenzar la elaboración de tres alternativas en el diseño de ese acceso norte a la ciudad. El proceso será lento, ya que las obras no comenzarán, al menos, hasta dentro de tres años. Wenceslao López, alcalde Oviedo, e Íñigo de la Serna, Ministro de Fomento, han pactado una hoja de ruta en la que el regidor ha marcado las líneas rojas municipales: la no agresión al Monte Naranco y que se solucione el tráfico en la zona oeste de la capital.

Proyecto original de la Ronda Norte de Oviedo
Proyecto original de la Ronda Norte de Oviedo

López ha calificado la reunión de «cordial y amigable». Sus primeras palabras han sido para señalar que «el proceso se inicia ahora y que el proyecto de hace 20 años no se tendrá en cuenta. «Eso está descartado. Es un proceso nuevo que se inicia de cero», ha afirmado el alcalde. La primera medida será la adjudicación por parte de Fomento de un contrato, este mes de febrero, a una empresa que se encargará de elaborar tres alternativas para regular el acceso norte a la ciudad. El propio De la Serna ha reconocido que ni él sabe si alguna de esas opciones pasará por el Naranco.

El acuerdo ha conseguido enterrar la anterior alternativa, que amenazaba por atravesar el Naranco. López ha conseguido así, al menos de momento, evitar el impacto en una zona de la ciudad especialmente sensible para el tripartito. La nota negativa es que al iniciarse el proceso de cero, los tiempos se alargan. Y mucho. Según López «se espera que en el plazo de un año se tengan encima de la mesa las tres propuestas y, a partir de ese momento, se podrán presentar las alegaciones, después las respuestas a esas aleaciones y luego se escogerá la alternativa más valorada». El proyecto ganador tendrá que someterse a un informe de impacto ambiental, por lo que, según el regidor, «a nivel teórico, no estará todo terminado antes de dos años», ha especificado.

Una vez finalizados esos trámites, se iniciará el proceso «para ejecutar la obra, que también lleva tiempo», asegura López. Por tanto, en el mejor de los casos, y si no se producen retrasos, las obras no comenzarán antes de tres años.

Disputas estériles

Wenceslao López ha dejado claro que no existe ningún diseño, por lo que considera que «discutir sobre ello puede dejar satisfechos a alguno -en alusión a Somos- es un trabajo inútil». «No es momento de discutir sobre ello, como máximo, toca definir preferencias, pero a partir del mes de febrero, cuando nos visite la empresa en Oviedo» y se comience a trabajar. «Facilitaremos colaboración y aportaremos nuestra opinión sobre la solución ideal de las alternativas que elaboren», ha añadido, antes de matizar que «ahí todos los grupos y ciudadanos podrán opinar». También podrán hacerlo en la fase de alegaciones.

El alcalde se ha mostrado satisfecho porque «el Estado cumplirá con su obligación de elaborar un diseño actualizado para el acceso norte y el ayuntamiento tendrá que dar visto bueno». «Ahora toca colaborar, participar, y propiciar un diálogo abierto para conseguir que lo que sea haga sea en beneficio de Oviedo, cumpliendo las líneas rojas de no agresión al Naranco y la de resolver la comunicación en la zona oeste de la ciudad», ha aseverado López.

En su opinión, los barrios que presentan un mayor problema de tráfico y que más pueden beneficiarse con esta obra son Las Campas, La Florida, Vallobín, La Argañosa y Ciudad Naranco.

Nicolás Soria y pantalla acústica en Olloniego

El acceso norte ha centrado gran parte del encuentro con el ministro, pero no ha sido el único asunto que han tratado. López ha reconocido que también han hablado de Nicolás Soria. «Está en fase de elaboración un proyecto para facilitar el acceso a Ciudad Naranco a través de Nicolás Soria» ha apuntado el alcalde. También ha trasladado a De la Serna otras demandas para el barrio de Vallobín, Las Segadas y Olloniego. Las dos partes han acordado comunicar los distintos departamentos de ayuntamiento y ministerio para dar respuesta a esas demandas.

De esos tres asuntos, López se ha centrado en explicar el de Olloniego. Según ha afirmado, existe problemas medio ambientales acústicos, por lo que es necesario hacer frente a la «demanda ciudadana» e instalar una pantalla acústica para corregir la situación.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La Ronda Norte vuelve a la casilla de salida