La alternativa (con ruedas) de los hosteleros para cumplir la ordenanza de terrazas

Un artículo de la normativa permite la utilización de este tipo de estructuras

Una terraza móvil en el centro de Oviedo
Una terraza móvil en el centro de Oviedo

Redacción

La aprobación de la ordenanza de terrazas fue una de las primeras patatas calientes a las que tuvo que enfrentarse el tripartito -Somos, PSOE e IU- cuando accedió al Ayuntamiento de Oviedo. Ignacio del Páramo, concejal de Urbanismo, tuvo que poner en marcha una normativa, aprobada por el PP, que incluía cambios que no gustaron a los hosteleros. Después de un periodo de negociación con los agentes implicados, la iniciativa salió adelante con modificaciones sobre el planteamiento inicial. Dos años después, esa fase de disputas se ha superado, aunque en casos puntuales permanecen abiertos procesos judiciales. Ya son varios los establecimientos que, para evitar disputas legales, han optado por usar terrazas móviles, con ruedas. De esta forma, se adaptan a la normativa.

Uno de los grandes puntos de discusión entre Urbanismo y los hosteleros era la distancia que debe quedar libre entre las terrazas y los locales. El otro, el tipo de estructura utilizada. Finalmente, y después de la negociación, se permitió la instalación de las terrazas de tipo b -aquellas que, además de contar con el mobiliario habitual, incluyen instalaciones desmontables, cubiertas total o parcialmente y/o cerradas a dos, tres o cuatro caras- con estilo pórtico a menos de 3 metros del local. En las de tipo a, las abiertas, también se incluyeron modificaciones que flexibilizaron las exigencias iniciales.

Uno de los apartados de la normativa, el artículo 8.2.b., detalla que, con carácter general, y salvo condiciones particulares de las vías debidamente acreditadas mediante informe técnico, «el ancho mínimo de la acera sobre el que se permite la instalación de terrazas será de 3,70 metros, excepto en aquellas en las que esté instalada una valla de protección o prohibida la parada y el estacionamiento de vehículos con carácter permanente, en las que será de 3,30 metros. Previo informe técnico motivado, podrán autorizarse en vías con anchura inferior a las señaladas, en función de los usos concurrentes».

El mismo artículo recoge que las aceras cuyas dimensiones sean inferiores a las citadas podrán colocar mamparas con las siguientes condiciones, siempre que reúnan el resto de requisitos de aplicación de la ordenanza:

- Las mamparas deberán ser móviles y fácilmente desplazables por una sola persona.

- Las dimensiones de las mamparas, tanto en volumetría como en peso, deberán ser adecuadas para una sencilla maniobrabilidad por parte de una sola persona en caso de ser retiradas.

- Las mamparas deberán ser retiradas de la vía pública de modo inmediato siempre que por motivos de necesidad así sea requerido.

En la práctica, esto se traduce en que en calles en las que hay mucho tránsito de gente o suelen organizarse eventos, como puede ser en el centro de la ciudad, se permite la instalación de estructuras que se puedan mover en casos de emergencia o por seguridad. Con la aprobación de este punto, el ayuntamiento pretende favorecer a los hosteleros. El planteamiento ha tenido buena acogida, ya que son varias las terrazas de estas características que pueden verse en la ciudad.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

La alternativa (con ruedas) de los hosteleros para cumplir la ordenanza de terrazas