16 portazos de dueños de pisos: una familia con dos menores, al borde de la calle

El Ayuntamiento de Oviedo les ha denegado una vivienda de emergencia y nadie quiere alquilarles un piso

La PAH paraliza un desahucio en Oviedo.La PAH paraliza un desahucio en Oviedo
La PAH paraliza un desahucio en Oviedo

Redacción

Un juzgado de Oviedo decidirá su futuro el próximo martes, 4 de junio. Una familia integrada por cinco miembros, dos de ellos menores, se enfrenta a una orden de desahucio por impago del alquiler. Los cinco viven con los 800 euros que perciben del salario social, además de algunas ayudas sociales más que les corresponden por lo niños. El Ayuntamiento de Oviedo no considera su caso de emergencia y no les ha ofrecido una alternativa habitacional. Han llamado hasta a 16 pisos de alquiler para tratar de buscar una alternativa. Nadie les ha dado una oportunidad. Lo único que les queda en este momento es la ayuda de la Plataforma Antidesahucios de Oviedo, que ha convocado una concentración de protesta delante de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado para apoyarles y para denunciar cómo las administraciones le están negando el derecho a una vivienda digna.

Esta familia ovetense de cinco miembros reside en el barrio de La Tenderina, con dos menores de 10 y 16 años.  La PAH explica que su situación es de «pobreza severa» y que en el Principado sigue habiendo 25.000 familias en esas condiciones, sin apenas ingresos y con una vivienda que pende de un hilo. La singularidad de este caso es que no consiguen que nadie les abra una puerta.

La PAH de Oviedo denuncia que el Ayuntamiento de Oviedo les ha denegado una vivienda pública por causa de emergencia social y ha argumentado que esta familia «no necesita atención especial por parte de los Servicios Sociales» y se ha limitado a aconsejarle como solución «que se busque otra vivienda de alquiler en el mercado libre». La plataforma señala que este consejo es una utopía. Con las condiciones económicas que sufren nadie quiere firmarle un contrato.

Hasta 16 negativas consecutivas han recibido. Lo demuestra con un listado de 16 pisos identificados con su dirección, con la descripción y el número de habitaciones de cada uno, el coste de la renta, los teléfonos de contacto de los arrendatarios y hasta los requisitos para firmar el acuerdo, que siempre incluyen un contrato de trabajo y una nómina. «A todos los sitios que llamo, me exigen como garantía de pago un contrato de trabajo, las últimas nóminas y en algunos hasta la vida laboral; en cuanto digo que cobramos el salario social, se acaba la conversación», ha explicado un miembro de la familia a la plataforma.

«Desgraciadamente no se trata de un caso aislado», denuncia PAH Oviedo, que aporta cifras. Señala que 38.000 personas en Oviedo se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social. 9.000 familias no pueden hacer frente a retrasos en el pago de gastos de su vivienda. «Mientras tanto, no existen viviendas públicas vacantes disponibles en Oviedo. En los últimos cuatro años no se ha terminado ni una sola vivienda social, pero más de 20.000 pisos permanecen vacíos», explica el colectivo. Insta a las administraciones a tomar cartas en el asunto: «Ante esta situación de verdadera emergencia habitacional, el Ayuntamiento de Oviedo y el Principado no pueden permanecer por más tiempo impasibles y han de acometer urgentemente acciones concretas para garantizar el derecho fundamental a la vivienda».

Los alquileres concentran el grueso del «problema habitacional» en Gijón

J. C. G.
Edificio con anuncios de una inmobiliaria en el centro de Gijón
Edificio con anuncios de una inmobiliaria en el centro de Gijón

La PAH detecta en los últimos meses un aumento de los inquilinos con dificultades para abonar las rentas, sobre todo en el caso de familias monoparentales a cargo de mujeres

Las dificultades para hacer frente al pago de los alquileres concentraron a lo largo del pasado año el grueso del llamado «problema habitacional» en Gijón. El caso de las ocho familias pendientes de desahucio bajo acusación de 'okupar' el edificio de una constructora en la gijonesa calle Candás -circunstancia que los presuntos infractores niegan- devolvía en el último tramo del año la atención a un problema que, a diferencia de lo sucedido en este caso, no suele recibir titulares. Y ello a pesar del esfuerzo de organizaciones como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) por traerlos al primer plano. En el arranque de este invierno, el derecho a la vivienda que nadie parece poder garantizar 40 años después de la Constitución del 78 parece sobre todo amenazado en Gijón en este tipo de casos, cuya deriva apunta cada vez más hacia las familias monoparentales con mujeres al frente. Según las últimas estadísticas aportadas por el portal Idealista, Gijón ha sido la capital asturiana en la que menos se incrementó el precio de los alquileres el pasado año: un 4,1 por ciento, frente al 6,6 de Oviedo y el 6,5 de Avilés. Pero aun así, siguen siendo los más altos, con 7,3 euros por metro cuadrado de media, ligeramente por encima de Oviedo. Son cifras que marcan la distancia respecto del 9,3 por ciento y de los 10,6 euros por metro cuadrado de media en España, pero mucho más que suficiente para poner en apuros al sector de la población con las rentas más apretadas.

Seguir leyendo

Comentarios

16 portazos de dueños de pisos: una familia con dos menores, al borde de la calle