Nuevo varapalo judicial a Glovo en Asturias

Una nueva sentencia de un juzgado ovetense reconoce la relación laboral del trabajador con la empresa y fija la improcedencia del despido

Concentración de Corriente Sindical d'Izquierda en contra de Glovo
Concentración de Corriente Sindical d'Izquierda en contra de Glovo

Oviedo

Nuevo varapalo judicial a Glovo en Asturias. Una sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Oviedo recoge el reconocimiento de la relación laboral del trabajador con la empresa y fija la improcedencia del despido. El «rider» ovetense ha sido defendido por la Corriente Sindical de Izquierda (CSI).

El sindicato explica que después de once meses trabajando como repartidor para Glovo bajo la formula utilizada por la empresa, en la que sus repartidores tienen que darse de alta como autónomos en vez de ser contratados y asegurados en el Régimen General de la Seguridad Social como cualquier otro trabajador, A.S.P. recibió una carta con la que la compañía le comunicó que dejaba de contar con sus servicios.

La carta llegó solo dos días después de que el ovetense, y otros 170 repartidores y exrepartidores de la compañía en la región, recibieran la resolución de Inspección de Trabajo a la reclamación efectuada por Valió de Falses Autónomes de CSI, en la que Inspección reconoce a los glovers como falsos autónomos, instando a la empresa a su inscripción inmediata en el Régimen General y al abono de las correspondientes cuotas impagadas.

En el juicio, celebrado el 12 de junio de 2019 en el Juzgado de lo Social nº 3 de Oviedo, se reconocen en la relación entre el repartidor y Glovo las características fundamentales que distinguen una relación mercantil de una relación laboral encubierta bajo la formula del falso autónomo: la ajenidad del fruto del trabajo y la dependencia a la hora de realizarlo. Así, este Juzgado declara la relación laboral y la improcendencia del despido, al no haber comunicado con suficiente claridad y precisión los presuntos hechos declarados por la empresa, obligando a Glovo a la readmisión del trabajador en condiciones legales o al pago de la indemnización correspondiente.

La CSI señala que la decisión del repartidor de hacer frente a la empresa para recuperar sus derechos suma así otra victoria para el sindicato y la campaña «Glovo esplota. Arrevienta la precariedá», y permite «abrir camino y sienta precedente, junto con la conseguida en el Juzgado de lo Social nº1 de Xixón y la resolución de Inspección de Trabajo, para que otros repartidores y falsos autónomos en general recuperen sus derechos como trabajadores.

Comentarios

Nuevo varapalo judicial a Glovo en Asturias