La paradoja de Oviedo: Ciudadanos seguiría siendo clave pese a su hecatombe electoral

Los resultados del 10N en una elecciones municipales dejarían a PP y Vox empatados a concejales con PSOE y Somos y la formación naranja volvería a ser la llave

Los cinco concejales electos de Ciudadanos Oviedo
Los cinco concejales electos de Ciudadanos Oviedo

Oviedo

Las consecuencias de la crisis de Ciudadanos tras su debacle electoral todavía están por ver. La pérdida de 47 escaños en medio año ha provocado la dimisión de su líder, Albert Rivera, y el futuro de la formación es incierto. Con una grave crisis interna el partido se enfrenta a un escenario totalmente diferente: ha pasado de ser clave para cualquier pacto a ocupar un papel secundario. Sin embargo, en Oviedo se produce una paradoja, y es que aunque también ha sufrido una importante fuga de apoyos -baja 12 puntos-, con la repetición de los resultados del 10N en unas elecciones municipales seguiría siendo una pieza fundamental para formar gobierno.

Cada proceso electoral tiene sus particularidades y los datos no son extrapolables de unos comicios a otros. La importancia del candidato o la forma de actuar de cada partido a nivel local durante los últimos años son dos elementos clave, de ahí que la comparación de datos no pueda servir para sacar conclusiones. Pero sí que marca una tendencia y sirve para hacerse una idea general. Con esto en cuenta, la repetición de los resultados del 10N en unas municipales en Oviedo dejarían dos lecturas claras: el bloque de derechas -PP, Vox y Ciudadanos- sumaría mayoría absoluta y, a pesar de bajar de 5 concejales a dos, la formación naranja seguría siendo la llave para formar gobierno.

El ganador de esas hipotéticas elecciones sería el PSOE, con 42 apoyos más que el PP. A pesar de ser una victoria mínima, le aportaría una ventaja importante, ya que, si no hay mayorías absolutas alternativas, en segunda ronda se haría con la alcaldía la fuerza más votada. Es decir, en ese escenario el alcalde sería socialista. Aplicando la Ley D´Hont, PSOE y PP tendrían 8 concejales cada uno. Por lo tanto, los socialistas mantendrían los mismos que en mayo y los populares perderían un concejal.

Oviedo tiene 27 concejales, por lo que hacen falta 14 para tener mayoría. Con esos resultados, el PP necesitaría el apoyo de Vox, que sería el que más sube al pasar de 2 a 5 concejales. En el lado izquierdo está el PSOE -con 8- y Somos (marca local de Podemos), que ganaría un edil y pasaría de 3 a 4. Con este panorama, habría un empate a 13, por lo que Ciudadanos debería elegir lado y sus dos concejales inclinarían la balanza.

En mayo, la formación que lidera Nacho Cuesta en la capital de Asturias se decantó por la opción conservadora, al igual que hizo su partido en comunidades autónomas como Madrid, Murcia o Andalucía. Los resultados han demostrado que ese giro a la derecha no ha tenido el rédito electoral que esperaban, por lo que todavía es pronto para saber si habrá un cambio de estrategia o si seguirán eligiendo la opción conservadora cada vez que tienen la posibilidad de escoger.

Resultados del 10N

Los datos del 10N, escrutados al 100%, reflejan que el 27,77% de los ovetenses respalda al PSOE, frente al 27,33% que lo hizo en el mes de abril. Muy cerca se sitúa el PP, que no ha conseguido reconquistar su gran bastión de Asturias a pesar de haber pasado del 20,31 al 27,74% en solo seis meses. Y aquí empiezan los cambios. Igual que en la mayoría de consejos de la región, Vox se alza a la tercera posición -pasa del 14,17 al 18,08%-, Podemos cae a la cuarta -baja del 14,44 al 13,23%- y Ciudadanos se descalabra y se sitúa en quinto lugar. Pierde 12 puntos y baja del 20,10% al 8,13%.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La paradoja de Oviedo: Ciudadanos seguiría siendo clave pese a su hecatombe electoral