Oviedo se da de baja de la Red de Juderías

La voz REDACCIÓN

OVIEDO

Placa de la Red de Juderías de España
Placa de la Red de Juderías de España ROI FERNANDEZ

El equipo de gobierno municipal ha precisado que la razón se debe a que el anterior gobierno había acumulado una deuda que alcanzaba los 54.000 euros

29 ene 2020 . Actualizado a las 16:56 h.

El concejal de Turismo y Congresos, Alfredo García Quintana, ha anunciado que el equipo de gobierno municipal ha tomado la decisión de darse de baja de la Red de Juderías de España - Caminos de Sefarad. García Quintana ha precisado que la razón se debe a que el anterior equipo de gobierno había acumulado una deuda que alcanzaba los 54.000 euros tras no haber pagado varias cuotas y no realizar ninguna actividad turística en la ciudad en los últimos años relativa a esta asociación.

Quintana ha explicado que el actual equipo de gobierno se ha hecho cargo del pago de la cuota del año pasado que no estaba prevista en los presupuestos (18.000 euros), y que falta por abonar las de 2016 y 2017, ya que la de 2018 la pagó el tripartito (PSOE, Somos e IU). Ha indicado que desde 1998, fecha en la que Oviedo se adhirió a esta red, se realizaban diversos actos de carácter cultural y turístico en relación a esta asociación constituida por municipios que cuentan, en sus conjuntos medievales, con un patrimonio histórico, artístico, medioambiental y cultural, herencia de las Comunidades judías que los habitaron.

Sin embargo, ha apuntado, que desde 2015 en Oviedo no se realiza ningún acto relativo a esta red aunque el equipo de gobierno del tripartito, «con su política revanchista y sectaria, no quiso darse de baja en esta asociación». Ha acusado al anterior equipo de gobierno municipal de «negligencia, despilfarro y dispendio» al no haberse dado de baja de esta asociación cuando se hicieron cargo del Consistorio, lo que hubiera supuesto un ahorro de 72.000 euros. García Quintana he explicado que el equipo de gobierno ya comunicó el pasado mes de diciembre a los responsables de la asociación su intención de darse de baja y «regularizar» esta situación y con el tiempo valorar la idoneidad de que Oviedo se una otra vez a esta red con la que tiene «una relación fluida», según informa Efe.

Placa en el lateral del Campoamor que plasma el documento de venta del solar, cuando era un cementerio.

Cuando el Campoamor era un cementerio judío

GUILLERMO GUITER

En un lateral del Campoamor existe una placa conmemorativa escrita en un extraño castellano: se trata de una copia del documento del año 1503 que atestigua que el teatro fue construido (siglos más tarde) sobre lo que había sido un cementerio judío.

Según la comunidad sefardí, ese terreno que era colindante con el recinto del convento de Santa Clara, derribado en su momento y donde ahora está la sede de Hacienda, se llamaba La huerta de los judíos y en ella se ubicaron los enterramientos de esta comunidad.

La carta de compraventa de los terrenos, propiedad de Mencía Fernández, hija del médico Yuçaf, y su marido Pedro Fernández Carrio dice así literalmente: «Vendemos [...] por nonbre et herencia de don Yuça, físico, mi padre [...] una losa de tierra cierrada de murio [...] en esta dicha cibdat de Ouiedo cerca del campo de los omes bonos, que disen la huerta de los judíos que yas en tales términos dela parte de la cima et de anbas las frentes caminos públicos del rey et de la otra parte, huertas de contra el monasterio de Santa Clara».

Seguir leyendo