Canteli reclama a las discotecas y bares de copas más control para que Oviedo no retroceda

El alcalde solicita a los propietarios que vigilen los aforos y que eviten aglomeraciones, después de las dos clausuras del fin de semana

Alfredo Canteli, con mascarilla, en primer plano, durante la inauguración de la exposición de PhotoEspaña
Alfredo Canteli, con mascarilla, en primer plano, durante la inauguración de la exposición de PhotoEspaña

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, ha pedido a los empresarios dueños de discotecas y bares de copas de la ciudad que controlen los aforos y eviten las aglomeraciones en sus establecimientos, ya que «una vuelta atrás puede ser el cierre definitivo de los negocios». Canteli ha realizado esta petición después de que durante el fin de semana se haya tenido que desalojar discotecas por incumplimientos de aforo y de las normas de seguridad.

Los bares de copas, ha dicho el alcalde, «tienen que saber que si hay rebrotes y nos cierran otra vez todo, el problema es muy gordo». Así que ha apelado a «la responsabilidad a los empresarios y que «ayuden a que las cosas funcionen por la noche». Ha apelado también a la responsabilidad de los jóvenes, que aunque no sufran la COVID-19 de forma aguda, se la pueden transmitir a padres y abuelos. Asturias, ha dicho, tiene una «situación de privilegio» al ser la única región española sin brotes de coronavirus actualmente, por lo que ha pedido a los ovetenses que «miren por ello».

Sobre las críticas de empresarios de bares de copas y discotecas, que se quejan de que hay mayor presión sobre sus negocios que sobre los de día, Canteli ha dicho que de día «no hay gente bailando en las terrazas ni aglomeraciones en la calle». Una vuelta atrás ahora que «Oviedo está despegando», ha asegurado el primer edil ovetense, «sería gravísimo», ya que la ciudad se encuentra en una fase de recuperación «muy clara en la que comercio y hostelería están funcionando», informa Europa Press.

El alcalde ha realizado estas declaraciones después de inaugurar la exposición Desde mi balcón, una muestra de 50 fotografías en las que se retratan escenas del confinamiento en la ciudad por la pandemia del coronavirus. «Fueron momentos difíciles, de lecturas infinitas y rutinas que parecían no tener fin, pero también de aprendizaje, de reencontranos a nosotros mismos, de pasar más tiempo con la familia y de ser más solidarios», ha dicho.

A su juicio, todo lo bueno y lo malo de la cuarentena ha quedado reflejado en ese medio centenar de imágenes que, «cuentan sin palabras lo que todos sentimos en el aislamiento». «Sacarlas ahora a la calle es un homenaje a todos los ovetenses que nunca perdieron la esperanza ni el civismo, y de cuyo comportamiento estoy muy orgulloso como alcalde de Oviedo», ha subrayado.

Comentarios

Canteli reclama a las discotecas y bares de copas más control para que Oviedo no retroceda