Los chiringuitos sociales cargan contra la propuesta de Otea para San Mateo

«Buscan sacar su propio beneficio de la pandemia y es una falta de respeto a la ciudad», aseguran

Chiringuitos de San Mateo
Chiringuitos de San Mateo

Oviedo

Los chiringuitos sociales de San Mateo, Pinón Folixa, La Folixaria y La Mateína, así como las asociaciones que los gestionan o colaboran con sus proyectos festivos y culturales, han criticado duramente este sábado a la propuesta pública que hizo la patronal hostelera Otea para San Mateo de 2021, asegurando que «buscan sacar su propio beneficio de la pandemia». La patronal de la hostelería asturiana propuso al Ayuntamiento sustituir los tradicionales chiringuitos de San Mateo por otro tipo de casetas regentadas por hosteleros.

Los chiringuitos consideran «cutre, engañoso, de mal gusto, egoísta y una falta de respeto a la ciudad de Oviedo, cuando aún no se ha acabado con la pandemia y sin saber cómo estará la situación en septiembre, pretender imponer que se privatice y sean ellos y sus cuatro amigos los que gestionen en régimen de monopolio las fiestas de San Mateo de 2021, pasándole la factura al Ayuntamiento y a todos los ovetenses».

Para estos colectivos sociales y culturales, lo primero que habría que hacer es «pensar cómo frenamos la crisis sanitaria, económica y social, y no, como ya nos tiene acostumbrados Otea, pedir constantemente eliminar normas sanitarias, o exigir al gobierno poder despedir a sus trabajadores cuando se terminen los ERTE, poniendo en riesgo las vidas y la estabilidad económica de miles de familias de la ciudad». Alertan ante este tipo de actitudes que consideran «gremialistas, egoístas y antisociales, además de ineficaces en términos económicos ya que no servirían para mejorar la situación social y económica».

Al contrario, consideran que «es demasiado mezquino, incluso para Otea, querer aprovechar este terrible contexto para cargarse, no sólo un modelo festivo con 30 años de vida y ampliamente querido y apoyado por la ciudadanía ovetense, sino a decenas de asociaciones sin ánimo de lucro, vecinales, deportivas, culturales, que durante la pandemia organizaron bancos de alimentos, repartos de mascarillas, redes de solidaridad, donaciones, eventos culturales online etc. y que utilizan lo que se recauda en San Mateo para dar vida a proyectos solidarios que sostienen y dinamizan los barrios durante el resto del año».

«Si a eso lo llaman competencia desleal, es que ni conocen, ni les importa esta ciudad, lo único que tienen en mente es aumentar sus propios beneficios y el de sus amigos», aseguran. Respecto a los detalles de la propuesta presentada por la patronal, resaltan que hay dos elementos que deberían hacer «saltar todas las alarmas a la ciudadanía ovetense y al resto de la hostelería de la ciudad». En primer lugar, la intención de ocupar 11 plazas del centro, y que en cada una de ellas el Ayuntamiento les pague con dinero público el agua, la luz, los escenarios y la programación cultural, para que ellos puedan únicamente vender y hacer caja sin invertir ni un euro o aportar actividades a las fiestas.

«Hasta ahora los chiringuitos sociales no han costado un solo céntimo a las arcas públicas y han invertido, en algunos casos, mucho dinero en la estética del chiringo y en programaciones culturales de calidad, gratuitas y diversas y se han pagado sus tasas de agua y luz, abonando cada año los correspondientes impuestos», destacan. En segundo lugar, advierten de que el proyecto de la patronal pretende «cargarse el Concurso de Rock de Oviedo, referente estatal de promoción de bandas jóvenes, instalando, en su lugar, una zona de sidra en la Plaza Feijoo, al lado de la Calle Gascona, con la consiguiente competencia que supondría para este motor económico del centro y la pérdida de afluencia de público y publicidad para la ciudad y sus grupos musicales».

En este sentido, consideran que «la única competencia desleal que puede dar la puntilla final a los hosteleros de la noche ovetense no son los chiringuitos sociales, que hacen sinergias positivas durante toda la semana de fiestas, atrayendo y compartiendo clientela, sino otros hosteleros que se instalen y hagan beneficio privado en suelo público, delante de estos locales», informa Europa Press.

Otea propone un San Mateo con chiringuitos pero bajo su gestión

La Voz
Chiringuitos de San Mateo
Chiringuitos de San Mateo

«Nos hemos ganado el derecho a ser nosotros quienes exploten las instalaciones temporales en las que, durante las fiestas, se sirvan alimentos y bebidas», explican desde la patronal

La Junta Local en Oviedo de Otea, hostelería y turismo en Asturias ha presentado al Ayuntamiento de Oviedo un proyecto para las fiestas de San Mateo de 2021, que se celebran del 10 al 21 de septiembre. El documento, que ya ha sido remitido al consistorio, lamenta la «competencia desleal» que vienen sufriendo estos años las fiestas, con un modelo en el que los protagonistas eran los conocidos como «chiringuitos», administrados por asociaciones o agentes sociales.

«Nos hemos ganado el derecho a reivindicar que debemos ser nosotros quienes se encarguen de explotar aquellas instalaciones temporales en las que, durante las fiestas, se sirvan alimentos y bebidas», explican desde Otea en su modelo alternativo. Conscientes de que las fiestas son «mucho más que sacar los bares a la calle», desde Otea proponen al Ayuntamiento de Oviedo, actualmente dirigido por PP y Ciudadanos, un modelo festivo en el que la hostelería se limita a ser complemento de una programación en la que la calle sea la protagonista y la música el eje central.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los chiringuitos sociales cargan contra la propuesta de Otea para San Mateo