El misterio del «músico del laúd» de San Miguel de Lillo

D.R.

OVIEDO

Detalle del rostro del «Músico del laúd» de la iglesia prerrománica de San Miguel de Lillo (o Liño), en Oviedo
Detalle del rostro del «Músico del laúd» de la iglesia prerrománica de San Miguel de Lillo (o Liño), en Oviedo

Los expertos aún debaten qué significa este peculiar personaje en la iglesia prerrománica del Naranco

13 sep 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Es conocida su presencia, aunque muy poca gente la ha podido admirar de cerca. Casi escondida en una zona alta de la nave sur de la iglesia prerrománica de San Miguel de Lillo existe una peculiar representación: se trata de un músico con un instrumento de cuerda de mástil largo parecido a un laúd. Fue descubierto por un investigador alemán en el año 1947 y desde entonces se especula sobre su origen y significado.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Helmut Schlunk, ayudado por Magín Berenguer, pidió y obtuvo permiso para examinar y dibujar los monumentos prerrománicos en la década de los años 40 del siglo pasado. Ahí es cuando encuentran, ubicado en un lugar elevado de la nave sur, la pintura del tañedor de laúd. Estaba muy sucia y es muy poco accesible; esta es la razón por la que había pasado inadvertida. Pero ellos de inmediato se dieron cuenta de su importancia histórica y artística, al tratarse de una representación humana, una iconografía muy especial para la época en que fue realizada por ser antropomórfica.

Nave sur de la iglesia de San Miguel de Lillo (Oviedo), donde está la pintura de un músico con un laúd
Nave sur de la iglesia de San Miguel de Lillo (Oviedo), donde está la pintura de un músico con un laúd MINISTERIO DE CULTURA

La cuestión es por qué está ahí ese músico. En su discurso de ingreso en el Ridea, el profesor Lorenzo Arias, de la Universidad de Oviedo, trataba sobre esta especial pintura. Para Arias, el instrumento es, en efecto, un laúd de origen árabe que se habría plasmado en el templo ovetense por influencia del Beato de Liébana, un monje del siglo VIII originario de esa localidad cántabra que transcribió manuscritos medievales.