Canteli responde a los críticos con La Vega: «Los que no lo entiendan que vayan a la universidad»

La Voz

OVIEDO

Fábrica de Armas de Oviedo
Fábrica de Armas de Oviedo J.L.Cereijido | EFE

El alcalde de Oviedo dice que no se incluyen partidas para la antigua fábrica en armas en los nuevos presupuestos y que irá él «de vez en cuando a ver cómo está aquello»

30 sep 2022 . Actualizado a las 14:31 h.

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli ha dicho a los críticos con el plan previsto para la fábrica de armas de La Vega que «los que no lo entiendan que vayan a la universidad».

El regidor se ha defendido así de las críticas vertidas por los grupos de la oposición local y los movimientos que han surgido en contra del Protocolo general de actuación entre el Ministerio de Defensa, el Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Oviedo para la futura reordenación urbanística y puesta en valor de la fábrica de armas de La Vega.

En unas declaraciones a los medios, Canteli ha señalado que la propuesta es «una operación magnífica para el futuro de Oviedo», que está «muy bien elaborada y muy bien trabajada».

Preguntado sobre si el presupuesto de 2023 contemplará alguna partida específica para este espacio de la ciudad, Canteli ha asegurado que «para La Vega ahora nada», y ha dicho que irá él «de vez en cuando a ver cómo está aquello».

Ahora, ha explicado, es momento de firmar el convenio definitivo, para lo cual todavía no hay fecha definida, y a partir de entonces elaborar el plan especial y «trabajar». El primer edil ha señalado que espera que la firma del convenio sea «pronto», ya que la ministra de Defensa, Margarita Robles, le aseguró que ya estaban trabajando en ello, informó Europa Press.

Por qué Defensa niega a Oviedo lo que da a A Coruña: el caso de La Vega

Juan M. Arribas

La parcela de la antigua fábrica de armas, el uso que se pueda dar de todo ese espacio incrustado en el corazón de la ciudad, es un viejo anhelo de los ovetenses. Muy esperado y también polémico. Meses atrás se anunció que se había conseguido un complejo acuerdo a tres bandas entre el Principado, el Ayuntamiento de la capital y el Ministerio de Defensa (propietario de los terrenos) para dar todo un giro a la ubicación. Pero el hecho de que las administraciones asturianas tuvieran saldar con el ministerio el intercambio con un pacto que incluye la construcción de viviendas provocó una intensa reacción en varios colectivos de la ciudad.

Seguir leyendo