Casa Germán, el negocio de Oviedo que vende telas desde 1890

Esther Rodríguez
Esther Rodríguez REDACCIÓN

LA VOZ DE OVIEDO

Arantxa Sánchez, cuarta generación de Casa Germán
Arantxa Sánchez, cuarta generación de Casa Germán

La encargada de la centenaria tienda, Arantxa Sánchez, mantiene el negocio familiar con el objetivo de hacerse un hueco en el mundo de la venta por Internet

23 nov 2022 . Actualizado a las 09:54 h.

Rollos y rollos de tela de todos los colores, con diferentes tipos de estampados, diseños y dibujos, elaboradas a partir de los tejidos más originales y llamativos, abarrotan las estanterías. También hay cintas métricas y tijeras a doquier. Por su parte, el suelo aún mantiene su esencia de antaño, al igual que los mostradores que todavía son de madera. Así es el emblemático negocio Casa Germán, que lleva más de un siglo vistiendo a las familias ovetenses desde la propia calle Fierro. 

Fue en 1890 cuando Germán Sánchez -socio fundador también del Real Oviedo- abrió las puertas de este tradicional comercio del Fontán. Sin embargo, las riendas del negocio siempre las llevó su esposa Cándida. «Ella era la que trabajaba y por lo que me contaban tenía un carácter espectacular. Enseñó a sus hijos el oficio y uno de ellos, mi abuelo Alfonso, se quedó con la tienda que después pasó directamente a mi padre -también llamado Alfonso- y justo este mes pasará a mí», asegura Arantxa Sánchez González, bisnieta de Germán. 

Germán Sánchez, fundador de Casa Germán en la calle Fierro
Germán Sánchez, fundador de Casa Germán en la calle Fierro

En sus inicios, las estanterías de Casa Germán «estaban prácticamente vacías y en ellas destacaba el estampado vichy». Por aquel entonces «no había ni la cuarta parte que hay ahora». Las ventas se centraban principalmente en telas para hacer vestidos y abrigos de señoras, a parte de las destinadas para confeccionar batas de andar por casa.