Inglaterra quiere pasar la página de las decepciones

Túnez opondrá su fútbol ordenado y recio a la velocidad d los británicos


Inglaterra ya no es lo que era. En el Mundial de Brasil cayó en la liguilla. Hace dos años, en la Eurocopa de Francia, quedó apeada en octavos ante Islandia. A Rusia llega con un plantel joven, despojado de miedos pero, al propio tiempo, dotado de un potencial difícil de calibrar. En la portería no hay un nombre propio que destaque. Tampoco asoman con contundencia los arquitectos. No obstante, es un colectivo con velocidad, desparpajo y pólvora, que tiene puestas muchas esperanzas en Harry Kane, la estrella del Tottenham Hotspur. El centrocampista Lingard resume cuál es el plan de ruta: «Vamos a disfrutar con nuestro fútbol, jugar con libertad y sin miedo un fútbol que a la vez emocione».

Túnez se presenta en Rusia después de causar una muy buena impresión en los amistosos que disputó ante Portugal y España, en los que se mostró como un equipo ordenado y muy competitivo, incómodo. Tiene el libro de su fútbol muy memorizado porque el seleccionador, Abil Maaloul, mueve el once y el rendimiento no se resiente. Además, recupera a Khazri, restablecido de un percance muscular que le ha obligado a seguir un plan de trabajo específico en las semanas previas al Mundial. Es el jugador más creativo.

Inglaterra no lo tendrá fácil para encontrar pasillos en los que puedan proyectarse sus jugadores más veloces. Southgate tiene a todo el plantel disponible, si bien Rashford ha arrastrado problemas físicos durante la semana.

Triángulo en ataque

Los seguidores ingleses tienen puestas buena parte de sus ilusiones en la tripleta que forman en punta Harry Kane, Delle Alli y Sterling. Atrás, todo apunta a que el seleccionador se decantará, al igual que en los últimos partidos, por una defensa con tres centrales y dos laterales de largo recorrido.

El fútbol de Túnez es tan sencillo como el discurso de sus protagonistas. Nabil Maaloul lo resume: «Mis jugadores conocen sus cualidades y nuestro objetivo. Esperamos poder conseguirlo». Ese objetivo es estrenar el casillero de victorias en un Mundial para intentar acceder a cuartos. Kazhri no se arredra ante el desafío: «Inglaterra es un rival difícil, pero si queremos seguir adelante tenemos que ganar».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Inglaterra quiere pasar la página de las decepciones