Sandoval: «El Sporting es el candidato número uno al ascenso en Playoff»

Entrevista de La Voz de Asturias a José Ramón Sandoval, técnico del Córdoba

Sandoval
Sandoval

Faltan cuatro días para el desenlace de todo en Segunda y la igualdad y la emoción siguen como denominadores comunes de una categoría que coexiste al borde del infarto. El Sporting, ya en promoción, necesita un punto, un empate, para sellar la tercera plaza; su rival, el Córdoba, llega a la última jornada fuera del infierno, más vivo que nunca, pero obligado a puntuar para decir hasta luego a un curso muy complicado.

 A orillas del Guadalquivir se espera el partido en quinta marcha. Ya no quedan lágrimas por derramar. Pasan las 20:00 horas y al toque se escucha una voz conocida por el sportinguismo. Es José Ramón Sandoval, el hombre que ha levantado al Córdoba y que ya roza con los dedos el milagro en el que casi nadie, o muy pocos, creían. Quizás sólo él y el nuevo dueño, Jesús León. «En Córdoba he encontrado el sitio donde soy feliz». Pasional y ferviente, Sandoval, enemigo de las evasivas, no vacila para hablar de su pasado, y alerta de lo que le espera al equipo de Baraja para el próximo sábado, «¿a nosotros? A nosotros solo nos sirve la victoria».

¿Cómo le va por Córdoba?

Mira, la verdad es que muy bien. Un entrenador siempre tiene que elegir el sitio donde es feliz y yo aquí, en Córdoba, he encontrado la felicidad.

Cuando llega al Córdoba se encuentra con un equipo a doce puntos de la permanencia. ¿Era consciente del riesgo?

Sí, claro que era consciente. No tengo ningún descenso en mi curriculum y este podría ser el primero. Pero al mirar la plantilla, quedando 16 jornadas, tenía mucha fe del trabajo que podíamos realizar. Sabía que teníamos muy poco margen de error. Entonces pensamos una cosa; vamos a marcar bloques de 5 partidos y así no hacemos a la gente ni a la plantilla vender humo. En cada bloque de esos 5 partidos teníamos que restar 4 puntos y, entonces, no sería tan lejano salvar al equipo. En el primero ya sacamos más de 7 puntos. Es mi trabajo de más riesgo como entrenador. Cuando vine pensé: si hacemos esto, si sacamos esto, es una cosa histórica. 

Es mi trabajo de más riesgo como entrenador. No tengo descensos en mi carrera

Tras la victoria en Reus, lloró emocionado. ¿Se vio salvado?

No, no, nosotros no estamos salvados. Pero es que después de 8 meses salimos de puestos de descenso. Cuando nosotros cogimos al equipo estábamos muy abajo, el segundo por la «cola». Nos marcamos objetivos; primero alcanzar al tercero, después al cuarto. Desde que llegamos hemos hecho números de casi ascenso directo. Ahora dependemos de nosotros mismos y los rivales tienen que ganar, por eso tenemos ese sentimiento de emoción: nos vemos muy cerca del objetivo.

Al Sporting le vale un empate para ser tercero, ¿al Córdoba le vale ese empate?

No, a nosotros solo nos sirve la victoria. Luego, claro, dependiendo del desarrollo del partido pues posiblemente nos pueda servir un empate o, incluso, la derrota igual nos deja en Segunda División. Pero nosotros no podemos asumir esos riesgos, solo vamos a salir al campo a ganar.

No podemos asumir riesgos; saldremos a ganar

Tras coquetear con el ascenso directo, el Sporting se ha visto obligado a jugar promoción. ¿Es favorito en el play off?

Al Sporting se le ha escapado en estas últimas 4 jornadas el ascenso directo, pero para mí era el aspirante número 1 con el Rayo. Conozco bien esa ciudad, esos jugadores, para mí era el aspirante por todo. Bueno, en el mundo del fútbol tienes un par de errores y claro los demás (Huesca y Rayo) ganan y es lo que pasa. Ahora el Sporting debe afrontar bien el play off, ya tiene experiencia de hace 3 años cuando cayó eliminado por un error individual en un partido. Para mí es el candidato número uno. Mira para mí el mejor entrenador en el mundo del fútbol es el que consigue sacar la mejor versión de sus jugadores y Rubén (Baraja) ha conseguido eso.

Para mí el Sporting es el candidato número uno en play off

¿Es un alivio que el Sporting no llegue con opciones de ascenso directo?

(Piensa) Bueno, no sé. Lo que más valoro es que juego en casa. Al final nosotros ganamos en Vallecas, había perdido el Sporting, y si el Rayo ganaba ascendía ese mismo día a Primera. Nosotros salimos, controlamos el partido, y ganamos.

Antes hacía mención a su etapa en el Sporting. ¿Cree que habría subido al equipo ese curso?

A mí es que del pasado no me gusta hablar pero sé que hicimos unos números extraordinarios, estuvimos todo el curso disputando el ascenso directo. El partido desgraciado de A Coruña nos afectó bastante, ese día habríamos marcado un antes y un después, era el golpe encima de la mesa. Perdimos el ritmo del ascenso directo y nos penalizó demasiado. Tomaron la decisión de la destitución, la acepté, y ya está. Al final, el Sporting ese año tampoco subió y lo hizo al año siguiente y nada más. Cuando el Sporting ascendió fui un sportinguista más, ese equipo y esa ciudad se merecen estar en Primera. Y el año pasado, sin embargo, sufrí mucho con el descenso.

Sufrí mucho con el descenso del Sporting

¿Se ha sido injusto con José Ramón Sandoval en el Sporting?

Bueno, no lo sé. Yo lo que sí que te digo es que lo he dado todo por el Sporting, la gente que trabajaba codo con codo conmigo lo sabe. Mira, hay una persona que ahora está en el cielo que me valoraba mucho y me mandaba mensajes. Quini, hasta la última semana de su vida, me estuvo mandando mensajes de felicitación por mi trabajo en el Córdoba. Me quedo con eso, con Quini, con Alfredo García Amado, con la gente que me valoró y que sabe que me dejé el alma. Quizás no termine esa temporada, pero cuando el Sporting me ficha estaba a punto, como el Racing de Santander, de meterse en los puestos de abajo. 

Se dice que no veía los partidos del filial, que no seguía a la cantera...

Bueno, es que las personas que están ahí lo sabían. Yo me dedicaba exclusivamente al Sporting. No solo veía al filial, veía al juvenil. Hay fotografías por ahí en las que salgo viendo al filial o al juvenil. Cuando me permitía el calendario acudía. Me tiraba hasta las 8 de la tarde con Jorge, el utillero, viendo a los Guajes jugar en pistas de cemento. Yo vivía allí en Mareo, tenía mi habitación, mi propio despacho. Antes de que nosotros llegáramos no había despacho, nosotros pusimos el despacho para trabajar ahí. Incluso con técnicos del Sporting quedábamos por la tarde para ver la Champions. Tenía una gran relación con todo el personal del club y el que quería ver lo contrario pues era porque le interesaba ver eso.

Me tiraba tardes hasta las 8 viendo a Guajes jugar en pistas de cemento

¿Qué relación tenía con Abelardo?

No sé porque dicen que la relación con Abelardo es mala. Tenía una relación buena, de primer entrenador y segundo entrenador. Me gustaba mucho el Pitu cuando era jugador. No me iba con él a tomarme cañas pero tenía una relación buena. Hablábamos de Álex Barrera, de donde podía jugar mejor. Nosotros permitimos que Guerrero bajara al filial para salvar la categoría porque estaba a punto de descender el Sporting B. Incluso llegué a convocar a laterales como delanteros para que Guerrero jugara en el filial. Hoy en día una mentiras varias veces parece que se convierte en verdad. Tengo la conciencia muy tranquila.

Convocaba a laterales como delanteros para que Guerrero salvara al filial

 ¿Se arrepiente de poner a Scepovic en banda?

No me arrepiento para nada. Ayer hablé con Lekic todavía sobre el tema. Mira cuando Stefan estaba en banda fue cuando más rendimiento sacó Lekic y Scepovic marcó 6 goles. Stefan no estaba en banda literalmente, era cuestión de interpretar. Él caía a banda pero no estaba en banda. Llevábamos 35 partidos, le conocían y nos ponían un marcaje individual y Scepovic era un hombre que se escondía un «poquito» con un marcaje severo. Lo que yo trataba era de despejarle la marca, solo eso.

Scepovic no estaba en banda, caía a banda; era cuestión de interpretar

Valora este artículo

21 votos

Sandoval: «El Sporting es el candidato número uno al ascenso en Playoff»