Los seis fichajes que busca el Sporting

Miguel Torrecilla busca jugadores en las tres líneas del campo

Briand
Briand

"Quedan muchos días y seguro que van a ser entretenidos", era la reflexión de Miguel Torrecilla durante la presentación de Peybernes sobre lo que resta de mercado de fichajes para el Sporting, y no le falta razón, teniendo en cuenta que el capítulo de altas y bajas sigue muy abierto, pendiente de completar su puzzle.

Portería:

Se da por cerrado el capítulo. Mariño desea seguir en Gijón y la lesión de Dani Martín, pendiente de operar su dedo fracturado el próximo lunes, ha aparcado el interés de varios clubes ingleses por sus servicios.

Defensa:

Con la llegada de Peybernes y la probable continuidad de Babin se da por cerrado el centro de la zaga, a falta de que se ejecute la salida de Fede Barba al fútbol italiano. Sin embargo, Miguel Torrecilla dejaba ayer en el aire la posibilidad de recibir propuestas por otros nombres.

A su vez, en la banda izquierda se busca a un futbolista más ofensivo que Rober Canella y Cordero -tiene ficha B-, tras la salida de Isma López. Uno de los ofrecimientos sobre la mesa es el de Ian Escobar.

Mediocampo:

Rubén Baraja contaba con Sergio Álvarez como piedra angular de la zona ancha y ante su salida ha solicitado un refuerzo de nivel que ocupe su lugar. Además, Rachid no ha viajado a la gira portuguesa y todo apunta a que se romperá su año de contrato.

Bandas:

Pese a que Robin Lod ha tenido minutos de juego en la banda izquierda durante los amistosos y los entrenamientos en Mareo, se busca un perfil más cercano a Jony Rodríguez para el costado, mientras el finlandés encaja más en el rol de Rubén García, cuyo regreso se ha ido enfriando con el paso de los días.

La banda derecha se da por cerrada sobre el papel, aunque en función de las posibilidades del mercado que surjan, se podría incorporar a un extremo y colocar a Carlos Carmona como un jugador interior. Pero no se trata de una de las prioridades del mercado.

Delantera:

En el eje ofensivo, el escenario ideal pasa por incorporar tres futbolistas de perfiles diferentes, aunque el mercado del punta suele ser el más caro y complejo de completar al gusto, prueba de ello es que se ha comenzado el mes de agosto sin ninguna contratación al respecto. Un nueve que pueda tapar el vacío goleador de Michael Santos, otro punta de gran movilidad y con capacidad para combinar; y un tercero de mayor corpulencia, que pueda bajar y proteger balones en largo, además de aportar juego aéreo en los centros.

En ese sentido, Rubén Baraja "ha adoptado" a Neftali después de comenzar sus pruebas en el Sporting B y podría firmar con un dorsal del segundo equipo -tiene contrato con el Basilea-, ya que por su edad cuenta con permiso federativo para participar con ambos conjuntos y ser una alternativa más cuando lo requiera el cuerpo técnico del primer equipo.

Los seis fichajes que busca el Sporting