Mathieu Peybernes, el talismán del Sporting

Las participaciones del francés, discutido por su irregular nivel, coinciden con los mejores resultados del Sporting

Peybernes
Peybernes

Una de las primeras decisiones del promocionado José Alberto López fue apuntar el eslabón más fuerte del sistema de Rubén Baraja: el eje central. Confirmado el relevo en el banquillo, el nuevo técnico rojiblanco decidió romper el tándem formado por Jean Babin y Álex Pérez dando entrada al francés Peybernes, clausurado con Baraja por su caótico encuentro en el Wanda Metropolitano.

José Alberto, dispuesto a tomar decisiones importantes, ha introducido al desaparecido Peybernes, firmado para reemplazar a Fede Barba, en un movimiento exprés de Torrecilla, y ha relegado a Álex Pérez, hombre fuerte del Pipo, al banquillo. El movimiento en cadena también ha afectado al cedeirés Juan Rodríguez, tercer central con Rubén Baraja. 

1 derrota en 7 partidos

La firmeza numérica de Peybernes está fuera de debate. Con el francés en el campo, el Sporting presenta los siguientes datos: 5 victorias, 1 empate y 1 derrota, la del Wanda Metropolitano ante el Rayo Majadahonda (2-1), con un porcentaje de victorias por encima del 70%, doblando la cadencia media de partidos ganador (36%) que mantiene el equipo entre todas las competiciones.

Números de ascenso directo

Precisando el análisis a la competición regular, los datos son todavía más concluyentes. Con Peybernes, el Sporting suma 9 puntos de 12; es decir 3 victorias y 1 derrota, números de ascenso directo. Cuando participa el zaguero de Toulouse, los números defensivos del Sporting, ya de por sí notables, alcanzan un promedio muy destacados, con 6 goles encajados en 7 encuentros disputados, a menos de tanto por partido.

La realidad numérica de Peybernes contrasta con las sensaciones que trasmite sobre el verde, con apariciones irregulares y una mezcla de aciertos plausibles con errores groseros. Eso sí, su carta de presentación en datos corrige cualquier amago de reflexión.

Mathieu Peybernes, el talismán del Sporting