Las notas: El Sporting recupera la autoestima

El equipo gijonés, espléndido al inicio y titubeante al final, se mete en octavos después de empatar (2-2)

Pablo Pérez
Pablo Pérez

Diez años después el Sporting estará en octavos. El equipo rojiblanco, hoy entero de verde, completó el aval de la ida y demostró en Ipurua que la valentía a veces tiene premio. Descarado al inicio, práctico en formas pero alegre en el discurso, el conjunto gijonés reventó la eliminatoria con dos goles en el primer tiempo y un despliegue de eficacia anotadora. Apoyados en un excepcional Robin Lod, más motivado que nunca, constante en ataque y funcionario en defensa, dando siempre ayudas a Berto Espeso, el Sporting selló el pase en un primer tiempo para el optimismo. Después llegó el apagón, lógico, con los cambios de Mendilibar y la irrupción de un Cucurella a otro nivel.

El empuje armero, ya demasiado tarde, impulsado por el grito de Ipurua, estadio a la antigua, desarmó al Sporting, anulado e incapaz de asomar en campo rival. En un ataque de rabia, casi a la desesperada, el Eibar empató el encuentro pero se quedó demasiado lejos de todo.

El Sporting encontró premio en su discurso valiente y sigue creciendo a velocidad de crucero. El pase a los octavos mantiene la fuerza del cambio y alarga la sonrisa de un equipo que ha transformado su ánimo y que ha pasado del llanto postderbi a la esperanza, como el verde de sus ropas.

El mejor: Robin Lod

  • Robin Lod 8. Hoy sí, Lod demostró ser el jugador llamado a marcar diferencias. Hizo de todo y todo bien. Ayudó a Espeso; mejoró cada jugada y se mató a sudar. Determinante y constante.

La defensa: Espeso debuta con fuerza

  • Dani 7. El canterano sigue demostrando que es fiable, hizo varias paradas.
  • Molinero 4. Incapaz de sostener la energía de Cucurella. Señalado en el primer gol.
  • Álex Pérez 5. Sufrió con el empuje final local. Aguantó su parcela, aunque está un par de pasos por debajo de su rendimiento pasado.
  • Juan Rodríguez 6. La Copa ha reforzado su autoestima. Compitió y, como todos, sufrió con el acoso final.
  • Berto Espeso 6.5. Debutó con una asistencia que demuestra que tiene buen pie y es ofensivo. Secó a Hervías pero sufrió con Cardona.

El centro del campo: Pedro crece y Cofie deja dudas

  • Isaac Cofie 4. No tuvo su tarde. Se mostró incómodo en el doble pivote. Disfruta más en solitario cuando saca la escoba. Con el balón, víctima de la presión local y la ausencia de interiores, estuvo errático.
  • Pedro Díaz 6. Creció con el paso de los minutos. Demostró presencia, con un gran despliegue físico. Tiene margen y potencial.
  • Álvaro Jiménez 6. Inició el encuentro muy activo pero desapareció de forma gradual. Dio ritmo, con errores en la toma de decisiones.
  • Pablo Pérez 7. Disfruta en el enganche, llegando a zonas de área desde atrás. Gran primer tiempo.

Los delanteros: Blackman está para tomar

  • Blackman 7. Terminó fundido. En el primer tiempo se exhibió como un jugador inteligente, con fútbol y recursos. Siempre eligió bien. Gran interpretación en el primer gol.

Los cambios: Búsqueda de balón

  • André Sousa 6. Entró en el peor momento y como cinco y estuvo agresivo. Aportó dinamismo.
  • Pablo Fernández 4. No se encontró. Le faltó aire para salir.
  • Nacho Méndez 6. Su entrada mejoró al equipo, que recuperó el balón.

Valora este artículo

13 votos

Las notas: El Sporting recupera la autoestima