Las notas: El derbi del Sporting

Andrés Menéndez

SPORTING 1905

Álex Alegría
Álex Alegría

El Sporting gana (1-0) en un derbi que tuvo de todo y que ya forma parte de la historia

25 mar 2019 . Actualizado a las 13:21 h.

Con independencia del no gol de Ibra nadie podía reprocharle al Sporting nada en el partido de Asturias. Enrabietado por los últimos derbis, el Sporting salió a morir desde el inicio de partido. Jugó con el alma y, además, entendió que en estos encuentros el corazón es el mejor escudo. Fue con todo a una guerra que desde el principio hizo suya. Fue el derbi del Sporting. 

El derbi, ahora sí, de un equipo que más gato que nadie. Dimitió en enero pero marzo obliga a los escépticos a cavilar contra su propia voluntad. Nadie, de forma lógica, creía en un proyecto nacido entre dudas. Ahora, con cuatro victorias consecutivas, el proyecto mantiene una mínima esperanza a la que agarrarse.

Revolucionado desde su apuesta por el bloque competitivo, el Sporting de Cofie, de Molinero, de los dos delanteros, ha dignificado un curso que parecía condenado al olvido. Sigue obligado a mantener el ritmo, aunque la victoria en el derbi, en formas y en fondo, es capital para alargar la sala de espera. Hoy sí con esperanza. Se terminó un derbi histórico, un partido que tuvo de todo y que al margen de la polémica dignifica la dimensión de los dos gigantes asturianos.