Casanova: «Manu puede exprimir su potencial en un doble pivote»

El técnico francés conversa con La Voz de Asturias

Manu García
Manu García

«Denle el balón». Toda una vida en el mundo del fútbol, primero como portero, después como entrenador de reconocida trayectoria y cerca de 400 encuentros dirigidos en categoría profesional. Al nombre de Alain Casanova (Clermont-Ferrand 1961) le une una estrecha relación con el Toulouse FC, conjunto en el que tuvo bajo sus órdenes a Manu García. El talento del Real Sporting de Gijón centra la conversación del técnico con La Voz de Asturias. Mirada externa y conocimiento de causa.

¿Tiene un ojo para la evolución de Manu?

«Por supuesto. Tengo mucha relación con España, mi mujer es madrileña, pasamos mucho tiempo allí y siempre estoy pendiente del fútbol español, sigo todos los partidos. Los del Sporting también y los de Manu más. Me gusta ver si juega, si marca, sus números y los pasos que va dando. Es cierto que este año es especial para todos, ya le digo que tengo casa en Madrid, aunque desde marzo, con esta desgracia de la pandemia, no hemos podido viajar, lo que también me impide ver fútbol en directo. Cuando estoy allí veo todos los partidos que se juegan en la capital, de Primera o de Segunda, voy a ver entrenamientos y me paso los fines de semana de estadio en estadio. Ahora es más complicado y lo echo de menos, pero no quita que siga muy al día. Es parte de mi trabajo»

¿A la espera de un nuevo reto?

«Siempre, y pronto espero volver. De todas formas no es fácil, somos muchos. Tengo suficiente experiencia para saber que es lo que quiero y lo que no quiero. Es el momento de esperar la llamada adecuada, mientras toca seguir aprendiendo, observando y analizando. Pertenezco a esa clase de entrenadores que rompen con el falso mito de que un portero no puede ser técnico. Haber jugado detrás de un equipo y tener la oportunidad de ver cómo pasan las cosas te hace desarrollar muchas habilidades para ver como es el juego, lo que habría que hacer y lo que no. La mayoría de los porteros tienen mucha dedicación, mucha voluntad y capacidad de trabajo. Esas siguen siendo las bases de mi proceder»

¿Cuál es la mejor posición para Manu?

«Pienso que puede jugar en diferentes puestos, pero donde para mí él se siente mejor y puede exprimir todo su potencial sería en un doble pivote. Acompañado con alguien más contundente, más defensivo y que él pueda hacer la transición entre la defensa y el ataque. Tiene capacidad para sacar la pelota, se gira muy bien, sabe utilizar su cuerpo para proteger el balón, tiene capacidad para romper líneas y después es capaz de dar muy buenos balones verticales»

Manu García y Alain Casanova
Manu García y Alain Casanova

¿No es un mediapunta?

«Al principio todo el mundo pensaba que era más un jugador ofensivo, un número 10, un enganche. Creo, tras tenerle durante un año conmigo, que para el más alto nivel, que estoy seguro que conseguirá jugar de manera regular en Primera división, le falta gol, ser más decisivo en los metros finales. Sin embargo, insisto, en una posición más baja, con un acompañante de contundencia y más posicional, pienso que puede exprimir todo su potencial, encontrar espacios y sacar a relucir su conducción y visión de juego. Así lo hizo en Holanda y aquí en Francia, una experiencia que valoro muy positiva para su desarrollo. Vivió un fútbol agresivo, intenso y mejoró con el paso de cada semana. Con balón es capaz de transformar su calidad en jugadas decisivas, que terminen teniendo reflejo en el marcador»

¿Qué sistema considera que se adecúa mejor a su juego?

«Me repito. Entiendo que en aquel que le permita entrar en contacto con el balón. Los sistemas no tienen que ser estáticos, los jugadores menos. Si Manu está cerca del inicio del juego, puede asumir esa responsabilidad. Quiere el balón, lo recibe, nunca lo pierde, tiene capacidad de asociarse rápidamente y salir de la presión, para mí, es su posición más interesante. En el Toulouse jugábamos con tres en el medio. Un pivote defensivo y Manu con otro compañero, también muy bueno técnicamente. Él bajaba mucho a buscar el balón y con él lo sacabamos muy fácilmente, dando mucha seguridad al juego. En ocasiones se puede pensar que para jugar en esa posición le podría faltar recuperación del balón, pero ahí entra en juego la organización del equipo y el reparto de roles. Con otro a su lado que haga esa labor debería de ser suficiente. Lo ha hecho en el primer nivel en Francia y no se me ocurre una razón por la que no pueda hacerlo en Segunda en España»

Le tiene mucha confianza.

«Tengo la suerte de haber dirigido a muchos jugadores en mi trayectoria. Para mí, a Manu le faltan muy pocas cosas para hacer una gran carrera y llegar a Primera. Tiene mucho talento, una mentalidad buenísima, es un chaval que entrena bien, que escucha y que quiere cambiar las cosas cuando no van bien. Tiene todo para subir de nivel y jugar un importante número de partidos al máximo nivel. No podemos olvidar su edad y su recorrido hasta el momento»

Ser de casa y tener vinculación sentimental con el equipo, ¿eleva la presión?

«Eso puede influir. Cuando te ves en una situación así, sabes que no te van a perdonar nada. Más aún cuando tu fichaje ha supuesto una inversión tan importante y claro que eso supone presión, pero es un chico que está acostumbrado a esas altas expectativas. Se fue joven al City, con lo que eso suponía en forma de obstáculos, de exigencia y de reto. Ha vivido en distintos países desde una edad muy temprana y no ha dejado de crecer y dar pasos hacia adelante. Creo que está preparado para eso. La única cosa es que debe sentirse bien en el club donde está y que le tengan confianza. No va a defraudar a nadie porque es un chaval y jugador maravilloso. Todo eso y que le den el balón.Cuando tiene el balón hay peligro. Sin en el balón parece que no se sabe dónde está o qué hace. Con balón, Manu es un jugador diferente».

*Recuerda comentar la noticia en el foro que se encuentra debajo de esta publicidad.

Casanova: «Manu puede exprimir su potencial en un doble pivote»