«Muchas gracias, Javi Fuego»

Alejandro Vigil Morán

SPORTING 1905

Javi Fuego
Javi Fuego Real Sporting

Artículo de opinión

21 jun 2021 . Actualizado a las 22:44 h.

La despedida de Javi Fuego del Real Sporting de Gijón no ha podido ser más amarga, fuera de la Promoción de ascenso a Primera división tras 40 jornadas en la zona alta de la tabla y saliendo por la puerta trasera del club de sus amores, mediante un simple comunicado y con su móvil cargado de fotos recién tomadas sobre el verde de El Molinón - Enrique Castro 'Quini', captando sus últimos instantes con la camiseta rojiblanca.

Después de una gris campaña en su regreso, Fuego se sacó la espina clavada en esta segunda temporada y lo hizo con creces, siendo uno de los mejores pivotes defensivos de la categoría. Méritos suficientes para haber recibido una oferta de renovación en invierno y sin tener que verle esperar a que diese un portazo en junio con las manos vacías. El Sporting cambió de director deportivo, pero no de formas, ya que se ha vivido una situación similar a la de Roberto Canella, capitán asturiano que se fue a Lugo cobrando menos de lo que posteriormente le ofreció la SAD gijonesa, ya era demasiado tarde y los puentes estaban rotos. En su caso, el rendimiento fue más escaso que con el pivote, aunque no superado por Damián Pérez, su sustituto, al que se le fue a buscar a Argentina.

Javi se marcha en el top50 de hombres que más veces han jugado con el escudo sportinguista en su pecho. En Fuenlabrada superó los 191 partidos de Tati y lo hizo con el brazalete de capitán como homenaje por parte de sus compañeros de vestuario.