El ostracismo de Pablo Pérez en el Sporting

D.S.

SPORTING 1905

Pablo Pérez
Pablo Pérez Real Sporting

Apenas supera la media hora de juego

26 oct 2021 . Actualizado a las 01:57 h.

No es un titular habitual, ni lo ha sido en las últimas temporadas salvo en su irrupción en el primer equipo, en aquella 14/15 en la que partió del once inicial en 17 ocasiones. Sin embargo, el inicio de campaña de Pablo Pérez no está siendo el más productivo posible para el canterano. Ha participado en 4 de los 12 encuentros del Real Sporting de Gijón, algo que visto en perspectiva, siendo un tercio de los mismos, arrojaría una cifra final de 14 partidos disputados, lo cual estaría por debajo de los números que habitualmente marca el atacante.

Las temporadas son muy largas, y oportunidades siempre termina habiendo por múltiples motivos, pero la dinámica reciente de apariciones de Pablo Pérez no es nada positiva. De salir en el último minuto -literalmente- en las dos primeras jornadas, Pablo tuvo mayor protagonismo, saliendo igualmente desde el banquillo, en los duelos frente a Girona y Leganés, coincidiendo a su vez con la ausencia de algunos futbolistas por convocatorias internacionales. Los 26 minutos que firmó hace 2 meses en tierras catalanas distan mucho de los números que acompañan actualmente al rendimiento del gijonés.

Y es que la siguiente y ya mencionada jornada ante los pepineros fue la última aparición de corto de Pablo Pérez con el Sporting. Desde entonces, 6 encuentros convocado sin minutos y este pasado duelo frente al Valladolid fuera de la lista de David Gallego. Eso sí, por unas molestias musculares de última hora, pues había entrenado toda la semana con normalidad. Esta dinámica empieza a evidenciar las dificultades de Pablo para sumar minutos en la plantilla actual, con competencia para los puestos de ataque como Campuzano o Berto y un once titular bastante definido a estas alturas de competición. Tan solo Borja López, en una situación similar, o Christian Rivera, con continuados problemas físicos, suman menos minutos que Pablo.