Pablo García vuelve a la titularidad con el Sporting

D.S.

SPORTING 1905

Pablo García
Pablo García Real Sporting

Nueva oportunidad para el canterano

19 ene 2022 . Actualizado a las 16:08 h.

Después de entrar al terreno de juego en La Rosaleda en los últimos instantes del partido liguero frente al Málaga, Pablo García superó sus registros de la pasada temporada con el primer equipo del Real Sporting de Gijón en cuanto al número de partidos disputados. El joven lateral zurdo (21 años) sumó su decimoquinta aparición en lo que va de curso, sobrepasando los 14 encuentros que disputó en la 20/21, temporada en la que se produjo su debut de la mano de David Gallego. En minutos, sin embargo, aún tiene un reto por delante, pudiendo superar su marca este domingo, en el duelo que enfrentará al Sporting con la SD Amorebieta (16 horas en El Molinón - Enrique Castro 'Quini'). Hasta la fecha suma 893 minutos con la elástica rojiblanca, a menos de un partido de alcanzar los 970 que acumuló en toda la temporada pasada. Muestra de su inequívoca progresión dentro de la primera plantilla rojiblanca.

Y es que el año pasado aún intercalaba su presencia entre el primer y segundo equipo rojiblancos, si bien entrenaba totalmente integrado en la dinámica del conjunto sénior con David Gallego. Llegó a disputar 5 encuentros -en una temporada algo más corta de lo habitual por la reestructuración de las competiciones RFEF- con los de Sergio Sánchez, todos ellos en el tramo final de liga entre febrero y abril. Este curso, sin embargo, Pablo es un jugador más del primer equipo, con el rol a priori de suplente para el lateral izquierdo, pero compartiendo muchos minutos con su competencia directa, Vasyl Kravets.

A pesar de ello, Pablo continúa teniendo ficha federativa del filial, lo cual se refleja en el '26' que luce a su espalda. Sin embargo, el lateral renovó este mismo verano, prolongando su vinculación con la entidad rojiblanca hasta 2025 con un contrato más acorde al estatus que se ganó la temporada pasada, dando un paso adelante en su afianzamiento como futbolista del primer equipo sportinguista. El canterano, que llegaría a Mareo en edad alevín tras despuntar en pista con el Xeitosa, forma parte de esa 'quinta del Asunción' al compartir su vida estudiantil con compañeros de vestuario como Gaspar, Rosas o Gragera.