El CSD alarga el proceso de venta del Sporting

Dani Souto

SPORTING 1905

Se espera la firma para la próxima semana

22 jun 2022 . Actualizado a las 21:21 h.

El Consejo Superior de Deportes se mantiene estudiando a trámite la propuesta de compraventa de la mayoría accionarial del Real Sporting de Gijón por parte del Grupo Orlegi mexicano. Este es el procedimiento habitual que deben llevar a cabo las partes antes de poder sellar definitivamente el acuerdo, obligatorio para aquella compra venta de un paquete accionarial que supere el 25% total de la Sociedad Anónima Deportiva. Según ha discurrido la tarde, el CSD se encuentra aún valorando la documentación antes de dar luz verde al traspaso de acciones de la SAD rojiblanca.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Tras el intercambio de documentación y la revisión de esta, en una fase conocida como 'due diligence', donde se examina toda la estructura del Real Sporting antes de ser adquirida y que ha contado con el visto bueno del Grupo Orlegi, ambas partes se mantienen a la espera de que el CSD permita dar pie al último paso para la venta sellando ante notario la transacción. El hecho de que aún no haya habido comunicación oficial por parte del CSD no implica que haya ningún inconveniente a la operación, pues se mantiene en el plazo habitual para dicha gestión, aunque esto haya retrasado el planning inicial de Fernández e Irarragorri.

Tanto el Sporting como Grupo Orlegi hicieron llegar la documentación con antelación para poder agilizar un trámite que en algunos casos puede extenderse más allá de una semana tal y como informó La Voz de Asturias. Sin embargo, este proceso burocrático suele llevarse a cabo cuando las partes ya han estudiado los diferentes informes de solvencia, habiendo realizado auditorías para comprobar la viabilidad de la operación. Esto hace que en la mayoría de los casos, la aprobación por parte del Consejo Superior de Deportes no demore más que unos pocos días y habitúe a ofrecer luz verde para continuar con las diferentes gestiones previas a la firma definitiva, de ahí que las partes entregasen sus documentos la semana pasada con el objetivo inicial de solventar el trámite a finales de la presente.