Cristo, el delantero «reguetonero» de Cervera que quiere triunfar en el Sporting

Francisco Rodríguez

SPORTING 1905

Cristo González
Cristo González Real Sporting

La cara menos visible del fichaje rojiblanco

09 ago 2022 . Actualizado a las 01:26 h.

Ya sea por el instinto natural del ser humano de sentirse atraído por la novedad o simplemente porque el chico maneja unas excelentes capacidades para esto del fútbol, la realidad es que el de Cristo González está siendo uno de los nombres más resonados alrededor de la acción del Real Sporting de Gijón por sus ilusionantes primeros pasos como rojiblanco.

Su calidad para destacar en la categoría de plata es innegable desde que debutara en la misma con apenas 16 años, siendo su hándicap corregible por todas las partes implicadas el saber tratar y mantener constante en la competición un carácter especial que, quizás le hace vivir lejos de un equilibrio interno, pero que precisamente es el que le ha permitido llegar y asentarse en la élite.

Cristo empezó a darle patadas a un balón, no porque le gustase el fútbol, sino porque solo quería divertirse con sus amigos de la localidad canaria de Añaza. También ayudó que uno de sus dos hermanos mayores jugase en la cantera del CD Tenerife, aunque con el pasar de los años él seguía prefiriendo jugar con sus amigos en el CD El Laurel y saltando las vallas del colegio de su pueblo para aprovechar sus pistas. Esa actuación natural emanada de la calle, y que en alguna ocasión le ha traído ciertas discrepancias con algún entrenador que lo deseaba encasillar y mecanizar, continúa apareciendo como el mejor y de los más innegociables valores futbolísticos de un nuevo delantero rojiblanco que se ha hecho un nombre desde su libertad creativa, y poco a poco con una mayor cuota de responsabilidad con sus compañeros, y el hacer mejor a los demás a través del potenciamiento de su propio talento.