Marcos Morán se topa con su alumno más aventajado paseando por Gijón

El cocinero asturiano comparte en su cuenta de Instagram una divertida imagen con uno de los triunfadores de Masterchef

Marcos Morán
Marcos Morán

Redacción

El mundo de la cocina es una realidad en el que el estrés y la tensión suelen ser los compañeros inseparables en los fogones si uno se dedica profesionalmente a este ámbito. Sin embargo, también deja momentos divertidos dentro y fuera de los restaurantes. Si tenemos en cuenta que la historia involucra a un cocinero con Estrella Michelín y a un vencedor de Masterchef durante un paseo por Gijón, el asunto es cuanto menos curioso. Nunca se sabe cuándo vas a coincidir en una agradable caminata con un alumno que ha pasado del deporte a los fogones para alzarse con la victoria en Masterchef. Además, su triunfo fue muy especial, ya que apenas sabía lo básico de cómo cocinar cuando comenzó a recibir clases de Marcos Morán, de Casa Gerardo. Como cabría esperar, su esfuerzo metódico trasladado de la disciplina deportiva a los fogones le encumbró hasta ganar la segunda edición de Masterchef Celebrity. Si aún no conoce al segundo protagonista de este divertido encuentro, el propio cocinero asturiano se lo muestra con una foto.

Marcos Morán comparte su curioso encuentro con Saúl Craviotto durante un paseo en Gijón
Marcos Morán comparte su curioso encuentro con Saúl Craviotto durante un paseo en Gijón

Se trata ni más ni menos que el piragüista Saúl Craviotto. El doble campeón olímpico en Pekín 2008 y Río de Janeiro 2016 coincidió con el chef en la ciudad asturiana cuando ambos caminaban tranquilamente por el paseo de la playa. Ambos se conocen por el período de formación que el palista realizó en el restaurante de la saga Morán. «Paseando por Gijón y toparte con alumnos de cocina...bueno también dicen que hace un deporte y se le da bien...habladurías», reza la divertida instastory que publicó el cocinero en su cuenta personal de Instagram. El piragüista compartió esta divertida imagen alumno-profesor, produjo un ganador de Masterchef Celebrity made in Asturias.

¿Se puede tomar un bombón con un cóctel de Gamoneu?

Nacho G. Ruano

Maridar un plato con un combinado no es una idea estrafalaria. Marcos Morán y Borja Cortina lo han demostrado

El maridaje es un arte. Saber qué bebidas mezclan bien con la comida que uno degusta llega casi al nivel de una ciencia. El gusto de cada uno es peculiar, y las tradiciones y costumbres gastronómicas son difíciles de amoldar a las nuevas tendencias, más si cabe si estas abogan por acompañar al picoteo o, incluso, a los platos principales con el maridaje de un cóctel. La cultura culinaria española contempla el vino como el compañero más versátil de cualquier plato. La gama de este producto imprescindible en cualquier mesa conjuga perfectamente con pescados, mariscos o carne. La pujanza de la cerveza al lado derecho de la mesa o, en el caso de Asturias, con la sidra, se presentan como duros contrincantes a los cócteles a la hora de acompañar a un plato. Esta tendencia se comienza a introducir en la región y, si cada vez es más común comer con el brebaje de lúpulos, en unos años no debería extrañar acompañar un pescado con un combinado. O, incluso, acompañar un bombón de trufa con un cóctel de queso Gamoneu.

Seguir leyendo

Comentarios

Marcos Morán se topa con su alumno más aventajado paseando por Gijón