La cruzada de Juan Ramón Lucas contra los campistas ilegales

El periodista subió un vídeo a Instagram denunciando la situación en Asturias

Juan Ramón Lucas
Juan Ramón Lucas

Redacción

Juan Ramón Lucas, como buen asturiano, disfruta de su tierra cada vez que tiene ocasión. Esta vez, y aprovechando las vacaciones de verano, le ha faltado poco tiempo para volver a su casa situada en Valle Oscuru (Llanes), un lugar mágico por su luz, la inmensidad de sus pastos y sus playas escondidas. Allí el periodista tiene los caballos que rescata y aprovecha el tiempo para pasarlo en familia y dar largos paseos cada mañana. Este último pasatiempo se ha visto empañado por una actividad ilegal que ha denunciado en su Instagram: «El trágico día a día de uno de los rincones más hermosos del oriente asturiano. Está en Llanes, Asturias, pero cada vez es menos paraíso natural por la invasión de campistas ilegales». Esta situación, que ocurre en una playa muy cercana a su vivienda, le ha valido para revolucionar la red social, donde ha tenido apoyos como el del cocinero Quique Dacosta, pero también muchos detractores que se han sentido ofendidos como campistas hasta tal punto que el propio Lucas ha colgado el reglamento sobre acampada del Principado.

«No vienen, pasan unas horas, lo disfrutan y se van. No. Muchos de ellos se plantan aquí días enteros. Dejando sus restos y en muchos casos sus basuras. Es una hermosísima playa sin domesticar. Pero cada verano se somete a esta invasion» ha recalcado el asturiano sin dar más detalles para que no se convierta en un sitio lleno de turistas. También ha advertido al Gobierno del Principado de extremar la vigilancia ante estas actividades acompañando el texto con un vídeo en el que muestra esta realidad. «Deterioro medioambiental a tiempo real de uno de los rincones más bonitos de Asturias. Dejan sus papeles, sus porquerías, porque no todos, naturalmente, tinen la delicadeza de depositar sus restos en las basuras», ha destacado.

Los comentarios de apoyo han tardado en llegar, «toda la razón querido amigo», le ha escrito Quique Dacosta.  Sin embargo, la mayoría han sido críticas de los campistas que han tachado al periodista de generalizar: «Llamada a la policía y asunto solucionado, pero no hay que meter a todos en el mismo saco, yo viajo en autocaravana y no ensucio nada, es mas, recojo basura que dejan otros».

Por lo que Lucas ha tenido que responder a muchos de esos comentarios argumentando que él «no está en contra de los campistas ya que solo pretende que la ley se cumpla para que no se deteriore ese espacio». Incluso alguno ha dudado de su conocimiento sobre el Principado: «Un Madrileño en Asturias... Qué peligro». A lo que él también ha respondido: «Asturianu, si nun le importa. De sangre y crianza». Al final, y para zanjar este asunto, el periodista ha colgado la normativa en su Instagram: «Como veo que hay recalcitrantes que cuestionan la validez legal de mi denuncia en la imagen anterior, aquí va el Reglamento sobre acampada para que siga siendo un paraíso natural».

Comentarios

La cruzada de Juan Ramón Lucas contra los campistas ilegales