Nueva York, ¿una mala copia de Oviedo?

El hilo de un twittero que compara la capital del Principado con la Gran Manzana genera centenares de reacciones por el grandonismo asturiano

Vistas hacia el sur desde la torre de la Catedral de Oviedo
Vistas hacia el sur desde la torre de la Catedral de Oviedo

Hay muchos que aseguran que hay poca gente que quiera tanto su tierra como son los asturianos. Hay quien asegura que es la mejor región del país, donde mejor se come y donde la gente es más amable y simpática. Pero, es que hay incluso quien va más allá de las fronteras del país, y la compara, dejando por los suelos a su contricante, con la mismísima ciudad de Nueva York. Esta comparativa no es a la ligera: asegura que la ciudad del Empire State no es más que una copia mala de nuestra capital, Oviedo. Esta idea, que viene con demostración incluida, se le ha ocurrido a un twittero, que en su cuenta personal ha escrito todo un hilo para explicar esta afirmación. «New York es una copia (mala) de Oviedo. Imagino que dudaréis de esta afirmación, pero os demostraré que es totalmente cierto», comienza @soyunsanti en su cuenta.

Un total de 17 tweets con demostraciones de lo más contundentes son los que siguen a esta introducción, donde comienza comparando el edificio más emblemático de Nueva York, el Empire State, con la Jirafa, cuyo «nombre mola mucho más». Además, no duda en asegurar que el arquitecto del rascacielos Flatiron, es «el mismo que proyectó el Flatironín de Vallobín». Esta afirmación se basa, nada más y nada menos, que en la «indudable» semejanza entre ambos edificios. Pero llega uno de los argumentos indiscutibles para el asturiano: Central Park es un mal intento de conseguir un parque San Francisco. ¿Por qué? Porque, cuenta el usuario, «según declaró su creador antes de morir: ‘Es un intento fallido de reflejar el encanto del Parque San Francisco en Oviedo. Viendo que no podía ni acercarme decidí hacerlo enorme’». 

Hasta la estación de Renfe, en el corazón de la ciudad asturiana, inspiró, por ser «lugar de encuentro de los viajeros que van y vienen», a quienes levantaron Central Station. Viendo las imágenes, los asturianos pueden salir de dudas. Además, como toda gran ciudad, no les falta catedral a ninguna de las dos. St Patrick's Cathedral es el «intento, nuevamente fallido», de copiar la Catedral de Oviedo. No hay duda: la asturiana se construye entre los siglos XIII y XVII, y la neoyorquina, entre 1858 y 1865. Quien no vea aquí un razonamiento evidente es porque no quiere. Por supuesto, si el twittero quiere demostrar el parecido debe mencionar uno de los barrios más famosos de la Gran Manzana: el Bronx, un barrio multicultural de la ciudad americana, que «bebe directamente del barrio de Ventanielles». 

Unas vías que dividen la ciudad en dos. Se trata de una idea «genial» para crear un espacio para los habitantes de la ciudad, según Santi. Y, ¿cómo se consigue algo así? Pues en Oviedo, con la Losa. En Nueva York, «copiando la idea con el High Line». Y qué pasa si hablamos de deporte. El Madison Square Garden, el pabellón deportivo multiusos situado en el distrito de Manhattan, famoso en el mundo entero, «blablabla... El Palacio de los Deportes de Oviedo. ¿Se jugó un mundial de basket en el Madison...? Pues eso». El twittero no se queda sin argumentos. Rucker Park, la pista de baloncesto callejera más famosa del mundo, en el barrio de Harlem, donde han jugado deportistas de la talla de Kevin Durant o Vince Carter, que luego han alcanzado la fama en la NBA. Pues esa fama solo es entendible porque «la que hay en el barrio de Las Campas no busca la fama». 

Otras dos demostraciones más. Times Square se ideó, nada más y nada menos, que «tras una visita de una delegación del Ayuntamiento de la ciudad norteamericana a Oviedo», según el twittero. ¿El motivo? Quedaron impresionados por la belleza de la plaza de La Escandalera en Oviedo, pero «se les fue de las manos el tema luces…». Otro ejemplo podría ser el edificio del arquitecto Santiago Calatrava. «Calatrava, en declaraciones a la revista Architect’s mind, reconoció que la obra de NY es ‘un descarte, un borrador de lo que hice en Oviedo’». 

Toda esta tesis tiene muchos puntos, y más que podría añadir, asegura el usuario de Twitter, que, sin duda, demuestran que «no es necesario cruzar un Océano y dejarse una pasta cuando tienes lo mismo (y más) en el Norte». El tweet que inicia el hilo, supera los 800 retweets y más de 400 «me gusta», además de centenares de comentarios. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Nueva York, ¿una mala copia de Oviedo?